EHYEH ASHER EHYEH

Ehyeh asher Ehyeh - Yo Soy quien Soy


por Gavriel Ben Yosef

  


«1 Ahora Moshe estaba atendiendo las ovejas de su suegro Yitro, el sacerdote de Midyan. Guiando al rebaño hacia el lado extremo del desierto, él llegó al Monte de Elohim, Horev. 


2 El Malaj de YaHWéH se le apareció en un fuego ardiente desde el medio de una zarza. El miró y vio que a pesar de que la zarza estaba ardiendo en fuego, la zarza no se quemaba.


3 Moshe dijo: "Voy a ir allá y ver esta sorprendente visión y ver porqué la zarza no se está quemando."


4 Cuando YaHWéH vio que él había ido a ver, Elohim lo llamó desde el medio de la zarza: "¡Moshe! ¡Moshe!" El respondió: "Aquí estoy."

 

5 El dijo: "¡No te acerques más! Quita tus sandalias de tus pies, porque el lugar donde estás parado es tierra Kadosh.


6 Yo soy el Elohim de tus padres," El continuó, "el Elohim de Avraham, el Elohim de Yitzjak y el Elohim de Ya'akov." Moshe inclinó su rostro, porque tenía miedo de mirar a Elohim.


7 YaHWéH dijo: "Yo he visto cómo mi pueblo está siendo oprimido en Mitzrayim y he oído su clamor por rescate de sus amos, porque conozco el dolor de ellos.


8 Yo he descendido para rescatarlos de los Mitzrayimim, y sacarlos de ese país a una tierra buena y espaciosa, una tierra que fluye con leche y miel, el lugar de los Kenaani, Hitti, Emori, Perizi, Hivi y Yevusi.


9 Sí, el clamor de los hijos de Yisra'el ha llegado a mí, y Yo he visto qué terriblemente los Mitzrayimim los oprimen.


10 Por lo tanto, ahora, ven; y Yo te mandaré a Faraón, para que puedas guiar a mi pueblo, los hijos de Yisra'el, fuera de la tierra de Mitzrayim."


11 Moshe dijo a Elohim: "¿Quién soy yo, que yo he de ir a Faraón y guiar a los hijos de Yisra'el fuera de Mitzrayim?"


12 El respondió: "Yo de cierto estaré contigo [Tárgum Onkelos: Mi Palabra será tu ayudador]. Tuseñal que Yo te he enviado será que cuando guíes al pueblo fuera de Mitzrayim, tú adorarás a Elohim sobre este Monte."


13 Moshe dijo a Elohim: "Mira, cuando yo me presente delante de los hijos de Yisra'el y diga a ellos: 'El Elohim de sus padres me ha mandado a ustedes'; y ellos me pregunten: '¿Cuál es Su Nombre? ¿Qué es lo que les diré?"


14 Elohim dijo a Moshe: "Ehyeh Asher Ehyeh [Yo soy/seré el que soy/seré]," y añadió: Aquí está lo que decir a los hijos de Yisra'el: 'Ehyeh [Yo soy o Yo seré] me ha enviado a ustedes.'"

 

15 Elohim, además, dijo a Moshe: "YaHWéH, Yod-Heh-Waw-Heh [יהוה -YHWH], El Elohim de tus padres, el Elohim de Avraham, el Elohim de Yitzjak y el Elohim de Ya'akov, me ha enviado a ustedes.' Este es Mi Nombre para siempre; este es Mi Memorial generación tras generación.

 

16 Ve, reúne a los ancianos de los hijos de Yisra'el en asamblea y di a ellos: 'YaHWéH, el Elohim de sus padres, el Elohim de Avraham, el Elohim de Yitzjak y el Elohim de Ya'akov, se ha revelado a mí y ha dicho: "Yo he estado prestando cuidadosa atención a ustedes y he visto lo que se les hace a ustedes en Mitzrayim;

 

17 y Yo he dicho que Yo te guiaré fuera de la miseria de Mitzrayim a la tierra de los Kenaani, Hitti, Emori, Perizi, Hivi y Yevusi, a una tierra que fluye con leche y miel."'

 

18 Ellos escucharán lo que tú dices. Entonces tú vendrás, tú y los ancianos de Yisra'el, ante el rey de Mitzrayim; y tú le dirás: 'YaHWéH, el Elohim de los Hebreos, se ha encontrado con nosotros. Ahora, por favor, déjanos ir una jornada de tres días dentro del desierto; para que podamos sacrificar para YaHWéH nuestro Elohim.'

 

19 Yo sé que el rey de Mitzrayim no los dejará ir excepto con una mano poderosa.

 

20 Pero Yo extenderé mi mano y golpearé a Mitzrayim con todas mis maravillas que haré allí. Después de eso, él los dejará ir.

 

21 Además, Yo haré que los Mitzrayimim estén tan bien dispuestos hacia este pueblo que cuando se vayan, no se irán con las manos vacías.

 

22 Más bien, todas las mujeres pedirán a sus vecinos y a sus huéspedes joyas de plata y oro, y ropa, la cual vestirán sus propios hijos e hijas. De esta forma saquearán a los Mitzrayimim."» 

 

TKIM de Diego Ascunce.

 

 

 


Es muy dicífil hacer una exégesis de lo que significa una frase, y más aun cuando refiere a un Nombre sagrado, teniendo en cuenta solamente el texto traducido al español. Es por eso que se debe recurrir al lenguaje original en la que fue escrito, como en este caso el hebreo.


En esta presentación tomamos como descartado que el Nombre de nuestro Elohim es YiHWéH, del cual ya se explicó en otra oportunidad que el de Jehová es totalmente incorrecto y surgido a partir de una combinación de los títulos hebreos Adonay y Elohim.


Me gusta escribir con mayúsculas el tetragrama conformados por las consonantes que representan al Nombre, y en minúsculas las vocales que dan la orientación de la pronunciación correcta. Esas vocales luego fueron incorporadas por los judíos masoretas luego del Mesías, pero en los textos hebreos aparecen con otro orden de vocales menos con el de “a” y “e”, debido esto a la costumbre errónea de ocultar el Nombre por parte de los ortodoxos malinterpretando la Torah, y con el objeto de leer en lugar el Nombre, los títulos Adonay o Elohim.

 


14 Elohim dijo a Moshe: "Ehyeh Asher Ehyeh [Yo soy/seré el que soy/seré]," y añadió: Aquí está lo que decir a los hijos de Yisra'el: 'Ehyeh [Yo soy o Yo seré] me ha enviado a ustedes.'"


15 Elohim, además, dijo a Moshe: "YiHWéH, Yod-Heh-Waw-Heh [יהוה -YHWH], El Elohim de tus padres, el Elohim de Avraham, el Elohim de Yitzjak y el Elohim de Ya'akov, me ha enviado a ustedes.' Este es Mi Nombre para siempre; este es Mi Memorial generación tras generación.

 


Ahora bien, el Nombre de Elohim no es “Ehyeh asher Ehyeh” o “Ehyeh”, dado que es una explicación de lo que significa el que sí es su Nombre: YaHWéH. Recuerden que en las Escrituras siempre aparece el tetragrama hebreo y no Ehyeh, aparte de ese pasaje de Shemot/Ex.3:14-15. Y también recuerden que el Nombre ya lo conocían e invocaban antes de que se le dio a Moshéh. Esto lo testifica 

 

Bereshit/Gen.4:26 VIN«Y a Shet, a su vez, le nació un hijo, y lo llamó Enosh. Fue entonces que se comenzó a invocar a YaHWéH por su nombre.»

 

 

Y también en Bereshit/Gen.12:7-8 VIN YaHWéH se le apareció a Avram y le dijo; “Yo le asignaré esta tierra a tu linaje”. Y él edificó allí un altar a YaHWéH que se le había aparecido.

8 Desde allí se trasladó a la serranía al este de Betel y montó su carpa, con Betel al oeste y Ai al este; y edificó allí un altar a YaHWéH e invocó a YaHWéH por nombre.»

 


Observen cuando Elohim dice en muchos pasajes “Yo soy YaHWéH..”, como por ejemplo:

 


Gen.15:7 vayomer elav ani YaHWéH asher hotsetikha meur kasdim latet lekha et-haarets hazot lerishta:

«7 Entonces le dijo: “Yo soy YaHWéH, que te saqué de Ur de los kasditas para asignarte esta tierra como posesión”.» VIN

 


Siempre dice ani, no Ehyeh. Y siempre está acompañado el “ani“por su Nombre. Otras veces se encuentra una palabra que da más énfasis a Elohim identificado por su Nombre, la cual es anokhi(anojí), como en el siguiente pasaje de Shemot/Ex.4:11

 


Ex.4:11 vayomer YaHWéH elav mi sam peh laadam o mi-yasum ilem o jeresh o fiqeaj o iuer haloanokhi YaHWéH:

«11 Y YHWH le dijo: “¿Quién le da el habla al hombre? ¿Quién lo hace mudo o sordo, vidente o ciego? ¿No soy yo, YHWH?» VIN

 


Entonces, podemos ver que la palabra ehyeh tiene otro significado mucho más profundo que decir “Yo soy” o “Yo seré”.

¿Y cuál de los dos tiempos verbales es el correcto? Algunos defienden el presente, otros el futuro por explicar que la palabra hebrea terminada en “eh” le da sentido futuro. Otros, se inclinan por los dos tiempos. Pero hay que recordar que en otra parte dice YaHWéH que Él es el que es, que era, y que ha de venir, en Rev./Ap.1:8

 


«Rev 1:8 "Yo soy el 'Alef' y la 'Tav'," dice YaHWéH, Elohim de los ejércitos del cielo, El que es, que fue y que está viniendo, HaElyon.» TKIM

 


 

Esa declaración tiene que ver también con la que le hizo a Moshéh, en la frase Ehyeh asher Ehyeh. ¿Qué significa que es Alef-Tav? Pues como dice en otra parte, el principio y el fin. Como dice enYeshayah/Is.44:5- 6  Así ha dicho YHWH, el Rey de Yisrael, su Redentor, YHWH de los Ejércitos: “Yo soy el primero y soy el último, y fuera de mí no hay Elohim.

 


Y el Mashíaj también es primero y último, pero no en el sentido del Padre, porque YaHWéH es Alef-Tav, es decir, principio y final, pero esto no significa que YaHWéH tuvo un principio y tendrá un final, sería locura pensar eso de alguien a quien se considera Eterno. El Eterno es alguien que no tiene ni principio ni fin, y eso significa Alef-Tav. Además el tiempo se creo con la Creación misma, y Elohim está fuera de ese tiempo. En cambio el Mashíaj sí es el principio como primogénito e Hijo, y como primero entre los muertos que nació para vida perpetua. Aquí debemos diferenciar la eternidad de la perpetuidad. Eternidad es sin principio ni fin, como es YaHWéH, pero perpetuidad es con principio y sin fin, como es el Mashíaj, y como será el premio de los que alcancen la vida luego de su nueva venida, con lo cual saldremos del tiempo que dige el mundo creado.

 

Volviendo a la frase en cuestión, con respecto al tiempo del verbo ehyeh, leemos en un curso de hebreo avanzado del Profesor Mario Porras, Licenciado en Filología Bíblica con énfasis en Traducción:

 


“La forma de un verbo hebreo no otorga el tiempo (presente, pasado o futuro) de éste. El contexto determina el tiempo. Por lo tanto, la misma forma verbal puede traducirse en pasado en un contexto, en presente en otro contexto y en futuro en un contexto diferente.”

 


Pero en el caso de ehyeh, este no se refiere al estado del tiempo verbal, porque es una palabra que se deriva del verbo hebreo hayah, que significa ser, llegar a ser, existir, sobrevenir. De la misma manera que en el Nombre YaHWéH se encuentra el sentido de hayah junto con el de hawah, dando como significado el Nombre de Ser el que causa existir a toda la Creación.

Por lo cual debemos entender que ese “Yo soy/sere” tiene otra connotación más que la temporal. Más bien representa su naturaleza de ser, podría decirse, su manera de existir. En todo caso, como dijimos antes, temporalmente YaHWéH fue, es y será el que eternamente es.

 


Pero aquí podríamos recurrir cuidadosamente a una explicación filosófica de esa declaración de ehyehrelacionada con su Nombre. Digo con cuidado, porque la filosofía es una herramienta de doble filo se podría decir, es decir, si a la disciplina se la usa correctamente puede traernos claridad a lo que la Rúaj de YaHWéH nos revela. Pero siempre está el riesgo de caer en sabiduría humana y cometer los errores como los que se cometieron con las doctrinas de la trinidad o binidad. La filosofía es como usar internet hoy en día. Si usamos esta herramienta para comunicarnos en la fe y acortar distancias, así como para edificarnos aprendiendo con sumo cuidado ante todo lo que encontremos en el camino, entonces le sacaremos buen provecho. De lo contrario caeremos en confusiones y terminaremos desviándonos de la verdadera palabra de YaHWéH.

 

La pregunta que nos hicieron una vez en la carrera es si alguien puede definir el ser. ¿Qué es el ser? Observen que parece una redundancia lógica preguntar eso: qué es ser. Algunos dirán: es existir, pero no es una respuesta válida porque preguntamos por ambas palabras, es decir, qué es ser o existir. Quizás a otro se le ocurra que ser es tener vida. Tampoco es válida porque preguntamos por el ser de las cosas sin vida también, es decir, las que no son ni humanas, ni animales, ni vegetales, ni cualquier cosa por pequeña que sea que tenga vida. Llegamos a un punto en que no sabemos cómo definir al ser correctamente.


En este punto voy a recurrir a enseñanzas de un conocido teólogo cristiano de la iglesia católica, de nombre Tomás de Aquino, el cual hizo una interesante estudio del ser. Citaré el trabajo de un Prof. que tuve llamado Juan C. Alby.

 

 

“Las limitaciones con que se encontraban estos autores al momento de explicar la creación, respondían a su bagaje de nociones filosóficas griegas, por el cual entendían que “crear” era sinónimo de otorgar existencia a una esencia del algún modo posible. La existencia aparecía así como un agregado que le advenía a la esencia desde afuera, una acción de Elohim que había decidido pasar una esencia posible a un estado de efectividad por medio de la creación.”

“…el Aquinate entendió que el principio primero y fundante de toda creatura es el acto de ser, esse oactus essendi, que constituye la verdadera savia existencial de los entes.”


Es decir, lo que dice que una cosa creada es, no es su esencia que define a cualquier cosa, como por ejemplo: este hombre, esta piedra, este árbol; sino el acto de ser de cada cosa entendida como su existencia. Porque decir que una cosa es tal o cual otra no me dice si existe o no. Por lo cual aquí vamos entendiendo una diferencia ahora, sólo para los fines de comprensión filosófica aclaremos, entreser y existir, o el es y existe.

 


“Podemos distinguir tres significados de la palabra ser:

a) significado nominal, como sustantivo: un ser

b) significado verbal: una acción ejercida por alguien o algo.

c) significado de cópula: por la unión entre sujeto y predicado: ej. Sócrates es hombre.”

 

“En la expresión ‘lo que es’ podemos distinguir los dos sentidos:

- lo que (es): sentido verbal,

- (lo que) es: sentido nominal.

En presencia de estos dos sentidos, según donde se ponga la carga del significado, estaremos centrados:

. en la esencia, cuando el acento semántico se pone en el lo que;

. en la acción, cuando el peso del sentido se pone en el es.

 

En este segundo sentido, la palabra ser, según vimos, es un infinitvo verbal que remite a algo o alguien que ejerce la acción. En la distinción entre ser y ente, es el verbo el que le da sentido al sustantivo. Veamos un ejemplo: en el caso de la palabra estudiante, estamos en presencia de un sustantivo que tiene además una acción dentro del verbo; es decir, se trata de un participio presente activo, porque participa activamente en ese momento de la acción de estudiar.

Vemos aquí de qué manera el verbo le confiere sentido al sustantivo: el estudiante lo es, porque ejerce la acción de estudiar.

Si llevamos este razonamiento a la cuestión que estamos analizando, notamos que el sentido verbal tiene mayor peso metafísico sobre el nominal. El participio presente activo del infinitivo sercorrespondería al sustantivo siente.

Por alguna razón desconocida, el sustantivo siente perdió su primera sílaba (si) y quedó como ente, neologismo metafísico que resulta de la traducción directa del ens latino y del griego. En consecuencia,ente es ‘el que ejerce el acto de ser’”.

“El verbo ser se ha ido doblando espontáneamente por otro: existir. Cuando se habla de ser como verbo, se lo suele reforzar con existir, decimos “es” y “existe”.

Pero si atendemos a su etimología, el infinitivo latino existere se compone de ex alio sistere, “lo que viene a ser desde otro”; existir significa “lo que está siendo” pero causado por otro. De acuerdo a esto, si lo aplicamos a Elohim, deberíamos decir que Elohim no existe, pues Elohim es.”

 


Entonces, existir es lo que esta siendo por causa de otro ser. Pero no debe entenderse esto como en el caso del hombre que existe por causa de sus padres, no. Porque por más que los padres quieran, si no recibe la existencia de Elohim no se podrá tener el hijo.

Si aplicamos lo que venimos diciendo a la frase en estudio, esta es: Ehyeh asher Ehyeh, entonces podemos decir y entender que Elohim YaHWéH no tiene una existencia como el resto de cualquier ser creado por Él. Solamente de Él se puede decir que es por sí mismo sin recibir el ser de ningún otro.

 


La conclusión de todo este asunto es que YaHWéH es pura esencia y al mismo tiempo acto de ser (existir), es decir, que su existencia está implicada en su manera de ser según su esencia, y que no recibió su existencia de parte de otro ser como es el caso de cualquier creatura distinta de Él, incluso su mismo Hijo que es la primera de las creaturas. Cuando conocemos su Nombre Bendito, y entendemos cómo se conformó, entonces entendemos las palabras “Soy el que Soy”, o “Ehyeh asher Ehyeh”, que tienen un sentido más profundo que ser en tiempo verbal. “Soy el que Soy” nos dice que el es Único en su manera de ser, y no hay otro como Él. Y a su vez es el único con la capacidad y el poder de generar ser, de crear de la nada, de causar que las cosas sean y tengan existencia. Solo con saber su Nombre, y cómo se conformó y lo que implica, entendemos que Él es y existe por si mismo eternamente y de la misma manera, esto es, sin principio ni fin ni variación, y sólo Él es el Creador de todos los seres.

 


Cuando decimos por ejemplo: Roberto, Carlos, Micaela, Florencia.

Seguramente preguntarán quienes son, si familiares, amigos, o sólo conocidos. Además, sin saber si existen o viven, o si ya murieron.

Cuando decimos: Adam, Jawah (“Eva”), Nóaj (“Noé”), Avraham, Mosheh (“Moisés”).

Entonces conocerán que fueron personas bíblicas que tuvieron importante participación en la historia de la humanidad.

Pero cuando se dice: YaHWéH, se debería decir también: Baruj hashem (Bendito sea el Nombre), y en el acto reconocemos que es el Nombre de nuestro Elohim, Padre y Creador de todo el universo. En quien confiaron todas las personas bíblicas que nombramos antes y muchas más, y a quien deberían respetar y alabar toda creatura. Amén.

 


«¡BaRuJ HaBa BeSHeM YaHWéH!

"¡Bendito es el que viene en el Nombre de YaHWéH!"»

 

Shalom con ustedes.


Gabriel

 

NUESTRO QR

Políglota de Nuremberg por Elias Hutter On line
Manuscritos Mar muerto
Manuscritos Mar Muerto
Rollo del Mar Muerto de Isaias
Rollo del Mar Muerto de Isaias
Códice de Beza
Códice de Beza

  VIAJE A JERUSALEM

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

 

ART. 16.1 SE GARANTIZA LA LIBERTAD IDEOLÓGICA, RELIGIOSA Y DE CULTO DE LOS INDIVIDUOS Y LAS COMUNIDADES SIN MAS LIMITACIÓN, EN SUS MANIFESTACIONES, QUE LA NECESARIA PARA EL MANTENIMIENTO DEL ORDEN PÚBLICO PROTEGIDO POR LA LEY.


ART. 16.2 NADIE PODRÁ SER OBLIGADO A DECLARAR SOBRE SU IDEOLOGÍA, RELIGIÓN O CREENCIAS.

ART. 20.1.A SE RECONOCE Y PROTEGEN LOS DERECHOS: A EXPRESAR Y DIFUNDIR LIBREMENTE LOS PENSAMIENTOS, IDEAS Y OPINIONES MEDIANTE LA PALABRA, EL ESCRITO O CUALQUIER OTRO MEDIO DE REPRODUCCIÓN.