EVANGELIZAR

Folleto-Disciplinas_espirituales.pdf
Documento Adobe Acrobat 197.5 KB
Folleto-El_Nombre_Sagrado.pdf
Documento Adobe Acrobat 210.7 KB
Folleto-Seres_Espirituales.pdf
Documento Adobe Acrobat 161.5 KB



El  texto bíblico tan hermoso de Isaías en la versión de Diego Ascunce (Foto) se refiere a una profecía mesiánica y de Restauración de Israel. Después del cautiverio en Babilonia y de su regreso a Sión para establecer allí la adoración pura de Yahwéh no cabe la menor duda de que los israelitas tenían buenos motivos para sentirse gozosos y proclamar con alegría la Shalom y la Salvación. 

Como profecía de restauración mesiánica hoy también se cumple pero a una escala mayor pues el Israel Redimido en todo el mundo ya restaurado anuncia con gozo las Buenas Noticias de Salvación. Salimos de la cautividad de la babilonia moderna con sus sistemas religiosos de la Cristiandad y paganismo y por eso tenemos fuertes razones para seguir anunciando Buenas Nuevas de Bien y el Reino mesiánico de Yahwéh en manos de Yahshúa haMaschiaj.


Ciertamente este anunciar representa un desafío pero a pesar del sacrificio deseamos hablar a la gente de las verdades bíblicas que estamos aprendiendo por eso gozamos de ser benditos pues nuestros pies, incluso nuestros pies literales se encaminan por montes donde ningún obstáculo ya sea literal o semejante a una simbólica “montaña” puede detenernos.


Anunciamos Salvación como Buena Nueva en medio de un mundo cada vez más alejado del Creador y a punto de experimentar el mayor cambio transformador de toda su historia. Ni que decir tiene que formamos parte de un número cada vez más creciente de hombres, mujeres, jóvenes, niños y niñas que se puede decir que desde “la mañana hasta la tarde” persuadimos de palabra y hechos acerca de Yahoshúa, tanto por la Toráh de Moisés como por los Neviim o Profetas (Hechos 28:23)


En buena medida se podría decir que muchos creyentes de nuestros hermanos y hermanas son como el apóstol Shaúl o Pablo. Tal como él imitaba al Mesías de Nazaret nosotros aprovechando todo método a nuestro alcance, incluso este medio valioso de Internet, seguimos “persuadiendo” para que la Torah llegue a estar en los corazones de los oyentes y los lectores.


La Besorat Hageulah o Buenas Nuevas de Redención nos presentan no solo los cuatro evangelios de Nuestro Adóm y Moréh Yahoshúa sino también en el libro de los Hechos o Maaséh Shlijim en el que se nos narra la vida apostólica de los primeros creyentes de la mal llamada “secta” de los Nazarenos, entre los que destacó su lider Pablo. En futuros estudios, mediante la Sala de PalTalk, se podrán dar atención capítulo por capítulo de los emocionantes viajes de Pablo asi como la fundación de la Asamblea primitiva de creyentes mesianistas que se unieron al Estado o Ciudadanía de Israel y que antes estaban alejados como indica la carta de Shaúl a los Efesios: Y acuérdense de que en aquel tiempo estaban sin el Mashíaj, apartados de la ciudadanía de Yisrael y ajenos a las alianzas de la promesa, estando sin esperanza y sin Elohim en el mundo. Efe 2:12

 

En el testificar la Davar de Yahwéh tanto a judíos como a gentiles por el apóstol enviado Shaúl y sus compañeros creyentes podemos destacar, para nuestro provecho a imitar a la hora de hablar a otros de la Buena Nueva de Salvación, cuatro puntos. Primero, que el apóstol se centró en el Reino de Dios. Segundo, que trató de llegarles al corazón persuadiéndolos. Tercero, que basó sus argumentos en las Escrituras. Y cuarto, que no pensó en su propia conveniencia, pues les predicó “desde la mañana hasta el atardecer”. ¡Qué ejemplo tan sobresaliente! ¿Y cuáles fueron los resultados? Veamos:


Hch 28:24 VIN Algunos quedaban convencidos por lo que decía, pero otros no creían.


Aquella reacción no lo tomó por sorpresa, ya que había sido anunciada en las profecías bíblicas y de hecho estaba acostumbrado a verla. Por eso, mientras se iban, les dijo a sus invitados:


 

Hch 28:25b VIN “…Bien les habló el espíritu de santidad por medio del profeta Yeshayahu a los padres de ustedes, diciendo:

Hch 28:26 VIN Ve a este pueblo y diles: ‘De oído oirán y jamás entenderán; y viendo verán y nunca percibirán’.

Hch 28:27 VIN Porque el corazón de este pueblo se ha vuelto insensible y con los oídos oyeron torpemente. Han cerrado sus ojos de manera que no vean con los ojos, ni oigan con los oídos, ni entiendan con el corazón, ni se conviertan, y yo los sane’.”’” (Hech. 28:25b-27 VIN).

 

Según el idioma original, el corazón se les había “engrosado”, o “engordado”, como con una capa de grasa que impedía la entrada del mensaje del Reino. ¡Qué triste!


El apóstol concluyó señalándolos que, aunque ellos rechazaban el mensaje, los gentiles sí iban a escucharlo y se unirían a los creyentes judíos mesiánicos para injertarse al olivo simbólico de Israel o Pueblo de Yahwéh


Hch 28:28 VIN Así que sepan que a los gentiles se les anuncia esta salvación de Elohim, y ellos oirán”.

Nuestra misión no ha cambiado desde aquella época y hoy más que nunca la misión es anunciar a las naciones el gran y bendito Nombre de la salvación eterna. Como profetizó el salmista en el Salmo 67


Sal 67:2 VIN para que se conozca tu voluntad en la tierra, y entre todas las naciones tu liberación.

Nota que todavía hoy sigue cumpliéndose también esta profecía de restauración mesiánica de Isa. 11:10

Isa 11:10 VIN En ese día, el tocón de Yishay que ha quedado en pie vendrá a ser una bandera para los pueblos –las naciones buscarán su consejo y su morada será honrosa.

Shaulo o Pablo, como conocedor al dedillo de las Escrituras proféticas, sabía bien lo que decía, puesto que había visto en persona cuántos gentiles habían aceptado la proclamación del Reino (Hech. 13:48; 14:27).

Al igual que él, no tomamos como algo personal el que la gente rechace lo que les decimos del Reino de Yahwéh y Yahoshúa y de las bendiciones eternas. A fin de cuentas, sabemos que el número de los que van a entrar en el camino de la vida será relativamente pequeño (Mat. 7:13, 14). No obstante, cuando alguien demuestra la debida actitud y se pone de parte de la adoración pura y verdadera de Yahwéh, lo recibimos de todo corazón y sentimos una alegría inmensa, no le rechazamos por nimiedades que nada influyen con la base de fe para salvación, ni prejuzgamos, al contrario le damos todo nuestro apoyo sincero y le ayudamos en cualquier cosa que necesite de nuestros tiernos cariños y que en nuestra mano esté posible ofrecer sin mezquindad de hecho debemos mostrar el mismo espíritu de nuestro Señor quien dijo lo que se registra en Luc 15:7 Les digo que del mismo modo habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentimiento.


Debemos notar que es importante presentar la Buena Nueva salvadora del Mesías Yahshúa de modo atrayente como hizo bien Pablo. Lucas, por ejemplo, cierra su relato de Hechos con una nota positiva y cálida:

Hch 28:30 VIN Shaúl permaneció dos años enteros en una casa que alquilaba. Allí recibía a todos los que iban a verlo,

Hch 28:31 VIN predicando el reino de Elohim y enseñando acerca del Maestro Yahoshúa el Mashíaj, con toda libertad y sin impedimento.

 

Un extraordinario ejemplo de hospitalidad, fe y celo mesiánico. El corazón de Shaúl y los suyos los movió a aceptar la ayuda y guía del espíritu de santidad. La persecución no consiguió acallarlos. Y disfrutaron en abundancia de la bendición divina. Esta descripción de los primeros creyentes del Mashiaj es igualmente aplicable a los hermanos y hermanas creyentes Yahwistas y Nazarenos de hoy día.


Sin duda, nuestra fe se fortalece al repasar la crónica histórica de aquellos acontecimientos de hace más de dos mil años. Aquel dinamismo incomparable hoy sustenta nuestra fe de evangelizar a todo aquel que nos exija razón de la esperanza que tenemos y nos hace vivir cada día pensando en que la bendición del Altísimo da a nuestros pies simbólicos y literales en valor necesario para seguir constantes anunciando la Buena de Salvación a amigos y parientes a extraños y conocidos.


El relato de Hechos nos ofrece emocionantes relatos de personas reales del siglo I: gente común, altivos líderes religiosos, políticos endiosados, perseguidores implacables y, sobre todo, hermanos y hermanas, creyentes como nosotros, quienes —además de afrontar sus problemas— anunciaron la Buenas Nueva con gran fervor. Ese relato histórico solo menciona a 95 personajes de 32 países, 54 ciudades y 9 islas, pero en comparación, hoy día son millones de personas y cientos de países y decenas de islas donde se está escuchando la Buena Nueva de Salvación Eterna por todo medio disponible a nuestro alcance, y al igual que hoy y en el futuro cercano hay buenas nuevas también para Israel pues llega ya el tiempo para que Yahwéh bendiga a toda “Su Nación” para alumbrar como faro a los gentiles mediante el Rey mesiánico Yahoshúa. Los mensajeros y mensajeras de hoy con al ayuda angelical publicamos paz y salvación, y decimos a Sión como dice Isaías 52.7 : «¡Tu Elohím reina!»..

Se proclama también «el Evangelio Eterno» a los gentiles, que ha sido proclamado desde el principio, que la Simiente de la mujer heriría finalmente la cabeza de la serpiente. El testimonio dado por el poder angélico es hoy en día: «Temed a Dios, y darle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado», junto con el mandato de adorar al Creador Yahwéh  Apoc_14:6, 7).


 

 

Maneras bíblicas de evangelizar



 "Después de esto, él andaba de ciudad en ciudad y de aldea en aldea, predicando y anunciando la Buena Noticia del reino de Elohim. Los Doce iban con él,
y también algunas mujeres que se habían sanado de espíritus malignos y de enfermedades: Miryam, llamada la Magdalena, de la cual habían salido siete demonios;
Yojana, la mujer de Kuza, administrador de Horedós; Shoshaná, y muchas otras. Ellas les servían con sus bienes." 

Lucas 8:1-3 VIN

En esta sección queremos mencionar "la forma o manera "que tenía nuestro Adom y Moréh" Yahoshúa y sus apóstoles, de practicar con el ejemplo la testificación del Reino mesiánico y anunciar la Besorá evangelizando a todo aquel que escuchaba con atención su mensaje de Salvación tanto a judíos como a gentiles.


El texto del historiador y evangelista Lucas es singular pues nos dice que "andaba de ciudad en ciudad y de aldea en aldea", es decir, no espera que la gente viniese a el y a sus apóstoles sino que el mismo iva delante de ellos y ellos acompañaban al Maestro de Nazaret a fin de aprender sus métodos de enseñanza pública.

También cuando envió a los 70 discípulos empleó un sistema que da todavía hoy resultados valiosos, el resgitro inspirado dice en Lucas 10:1:



Luc 10:1 Después de estas cosas, el Maestro, designó a otros setenta, a los cuales envió delante de él de dos en dos, a toda ciudad y lugar a donde él había de ir.

Notamos aquí que lal manera de ser enviados era de "dos en dos", o sea, en parejas, para que pudieran estimularse uno al otro y ayudar en caso necesario,a demás de evitar situaciones de infortunio debido a posibles asaltos de bandoleros.


Además, debemos apreciar en el texto de Lucas que la manera de Yahshúa antes de enviarlos de dos en dos fue instruirlos debidamente para tal fin, asi les comenzó a aleccionar diciéndoles entre otras cosas lo siguiente, según la Versión Kadosh de Diego Ascunze:


Luc 10:5 "En cualquier casa donde entren, primeramente digan: '¡Shalom!' a los de la casa.
Luc 10:6 Si allí hay alguien que busca Shalom, el '¡Shalom!,' de ustedes reposará sobre él; y si no hay tal persona, el Shalom se devolverá a ustedes.
Luc 10:7 Quédense en esa misma casa, comiendo y bebiendo lo que ellos ofrezcan; porque un obrero merece su jornal; no se estén cambiando de casa en casa.
Luc 10:8 Cuando sea que lleguen a un pueblo donde les den la bienvenida, coman lo que les pongan delante de ustedes.
Luc 10:9 Sanen al enfermo, y díganles: '¡El Reino de YAHWEH está cerca de ustedes!'

Hemos de apreciar en estos versos, que Yahoshúa les recuerda que la manera cordial y natural que tenía todo israelita era saludar con un "Shalom" que significaba desear la paz verdadera a aquel hogar donde se acercaban a fin de evangelizar. La manera de evangelizar era tomando acción y llendo a "los hogares de los conciudadanos israelitas". Y esta manera sencilla, abierta, y de gran eficacia aquel entonces sigue siendo hoy día la manera bíblica y apropiada de llevar a personas conocidas y no conocidas el mensaje de la Besorá mesiánica.

Los resultados al final no se hicieron esperar, dice el verso 17:
Luc 10:17 Los setenta regresaron jubilosos, dijeron: "¡Adón, con tu poder, aun los demonios se someten a nosotros!"

Existen otros pasajes bíblicos donde podemos también dedicir que esta era la forma o manera más usual que tenía Yahshúa de llegar a la gente con su mensaje. Así por ejemplo el texto de Mateo 10:7, y 11-13 nos dice:

Mat 10:7 Y cuando vayan, proclamen diciendo: ‘El reino del cielo se ha acercado’.
Mat 10:11 En cualquier ciudad o aldea donde entren, averigüen quién en ella sea digno y quédense allí hasta que salgan.
Mat 10:12 Al entrar en la casa, salúdenla.
Mat 10:13 Si la casa es digna, que la paz de ustedes venga sobre ella. Pero si no es digna, que su paz se vuelva a ustedes.


     Nuevamente aquí encontramos la misma manera que relata Lucas, es decir, los talmidím de Yahshúa llegaban a las casas de la gente a hablar. El apóstol Pablo dijo con relación a su ministerio: 

Hch 20:20 "Saben que no retraje nada que fuera de ayuda para ustedes, y que les enseñé tanto en público como casa por casa,
Hch 20:21 declarando con la más alta seriedad el mismo mensaje a Judíos y a Griegos por igual: Vuélvanse de sus pecados a YAHWEH, y pongan su confianza en nuestro Adón Yahshúa Ha Mashíaj.”

Hch 5:42 Y ni por un sólo día, ya fuera en el Templo o en casas particulares, dejaron de enseñar y proclamar las Buenas Noticias que Yahshúa es el Mashíaj. (Versión Diego Ascunze)

La Asamblea de Israelitas Redimidos de Yahwéh, quiere aqui hacer una llamado a esta manera de evangelización de la que reconocemos se debe impulsar de manera personal en cada creyente para que tenga en cuenta la gran efectividad y vea que esa era la manera bíblica en que Yahoshúa mandó realizar a sus seguidores. 

    Es cierto que existen muchos medios disponibles a nuestro alcance para evangelizar, pero el más eficaz dado el carácter personal y donde se pueden contestar tema a tema con base bíblica mediante cursos instructivos de las Escrituras, es por esta manera. De hecho, en una conferencia de líderes religiosos en España se hizo la siguiente observación: “Quizá [las iglesias] descuiden con exceso lo que precisamente constituye la preocupación máxima de [algunos predicadores cristianos]: la visita domiciliaria, que entra dentro de la metodología apostólica de la iglesia primitiva. Mientras las iglesias, en no pocas ocasiones, se limitan a construir sus templos, tocar las campanas para atraer a la gente y a predicar en el interior de los lugares de culto, [estos predicadores cristianos] siguen la táctica apostólica de ir de casa en casa y de aprovechar todas las ocasiones de testimonear”. (El Catolicismo, Bogotá, Colombia, 14 de septiembre de 1975, pág. 14. Nota: las bastardillas entre corchetes son nuestras.)

    
 En un detallado comentario de las Escrituras Griegas Cristianas, un erudito dijo lo siguiente sobre Hechos 20:20: “Pablo llevaba tres años en Éfeso. Había visitado todas las casas, o por lo menos le había predicado a toda la gente (versículo 26). En este pasaje encontramos la base bíblica para la evangelización de casa en casa y en las reuniones públicas”. Sea que haya visitado cada casa de la ciudad o no, Pablo quería que los zaquením de Éfeso recordaran el testimonio que había dado y el efecto que este había producido. Lucas menciona: 

Hch 19:10
 Esto continuó por dos años; de manera que todos los que vivían en la provincia de Asia tanto Judíos como Griegos oyeron la Palabra de YAHWEH.


     ¿Realmente oyeron la Palabra  de Yahwéh todos los habitantes del distrito de Asia? ¿Qué nos enseña esto sobre el testimonio que damos?

    Muchas personas escucharon el mensaje que Pablo difundió de casa en casa y en lugares públicos. Es muy probable que después algunas de ellas se fueran de Éfeso por cuestiones de negocios, para visitar a parientes o simplemente para escapar del ajetreo de la gran ciudad, tal como mucha gente hace hoy día. Además, en aquel entonces había quienes visitaban Éfeso por negocios o por otras razones. Es posible que mientras estaban allí hayan conocido a Pablo o lo hayan escuchado predicar la Besorá del Reino. ¿Qué harían al regresar a casa? Quienes aceptaran la verdad darían testimonio a otras personas, e incluso quienes no la aceptaran seguramente hablarían de lo que habían escuchado en Éfeso. De ese modo, sus parientes, vecinos o clientes habrían tenido la oportunidad de escuchar y aceptar la verdad mesiánica (compárese con Marcos 5:14). 

     ¿Qué nos enseña esto sobre el efecto que puede tener nuestra predicación de la Buena Noticia?


      Con respecto a su ministerio en Éfeso, Pablo dijo que se le había abierto "una gran puerta muy importante ... para [su] trabajo..." (1 Cor. 16:8, 9). ¿En qué sentido se le abrió una puerta? En el sentido de que su evangelización en Éfeso abrió la oportunidad para que el mensaje llegara a más personas. Tomemos como ejemplo las ciudades cercanas de Colosas, Hierápolis y Laodicea. ¿Cómo contribuyó Shaúl o Pablo a que la Besorá llegara a dichas ciudades si nunca las visitó? Pues bien, probablemente lo hizo mediante Epafras, quien procedía de esa región (Col. 2:1; 4:12, 13). Aunque la Biblia no lo dice específicamente, tal vez Epafras se hizo creyente cuando escuchó a Pablo en Éfeso. Más tarde, cuando Epafras predicó en Evangelio en la región de donde era originario, probablemente lo hizo en representación de Pablo (Col. 1:7). También es probable que el mensaje haya llegado a ciudades como Filadelfia, Sardis y Tiatira en los años en que Pablo predicó en Éfeso.

     Por consiguiente, los roajím o ancianos de Éfeso podían dar fe de este comentario de Pablo: 

Hch 20:24 Pero yo considero mi propia vida de ninguna importancia en lo absoluto, mientras pueda completar el camino delante de mí, la tarea que recibí del Adón Yahshúa; para declarar profundamente las Buenas Noticias del amor y bondad de YAHWEH.

      Y nosotros, ¿qué podemos hacer para restituir las raices hebreas de anunciar la Besorá como hizo Yahshúa, los 70 enviados o el mismo apóstol Shaul o Pablo "lider de la llamada secta de los Nazarenos"?....


      La manera apostólica de anunciar el Evangelio se hizo muy evidente no solo en el primer siglo de nuestrra Era, sino también durante la Edad media, en que un grupo de valientes se hizo notar en buena parte de la Europa católica. La reacción a su manera de anunciar el Evangelio no se hizo esperar por parte de las autoridades eclesiásticas, pero de esto hablaremos en un próximo estudio, tall vez aprendamos algo positivo de sus métodos y nos infunda ánimo.

Métodos para evangelizar


 

Llegar al corazón 
    

Puede que alguna vez se te ocurriera hacer una cabaña bien en un árbol o en una playa o tal vez hicieses una para la festividad del Sucot o Cabañas. Seguramente la efectuaste lo mejor posible, bien adornada con ramajes de árboles frondosos pero con rapidez, sin embargo no el lo mismo hacer una cabaña que construir un palacio de la noche a la mañana ¿verdad? Pues otro tanto sucede en la misión que se nos ha encargado por el mismo Adom Yahshúa nuestro Mashiaj, la de hacer discípulos o talmidím:
 
“…Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura…bautizando…en mi nombre…” Mar 16:15-18

 

La historia da testimonio de tan evidente mandato de nuestro Salvador Yahshúa al decir de Eusebio, en el Libro 3 de su historia, capitulo 5, parte 2, donde relata la persecución judía de los creyentes en Yahshúa como Mesías:


    “Pero el resto de los apóstoles, que habían sido perseguidos sin cansancio con el propósito de destruirlos y habían sido echados afuera de la región de Judea, fueron a todas naciones para predicarles el evangelio, dependiendo del poder de Cristo, quien les había dicho, ‘Id y hagan discípulos a las naciones en mi nombre’”.


     Pues bien, esta obra mundial de evangelización, encargada por el mismo Yahshúa, es una obra grandiosa de edificación en otras personas de un profundo aprecio por Yahwéh haElohím y su Hijo, sus normas y preceptos, su Toráh de mandamientos y no es una tarea fácil ni insignificante, eso si es una tarea que te aportará un gozo grandioso. Se requiere una cantidad de tiempo considerable, y destreza, para hacer “palacios” de esa índole.

 

     El lograr eso requiere algo más que impartir conocimiento. Como dice Proverbios 3:1:

    Pro 3:1 "Hijo mío, no olvides mi enseñanza, guarda mis mandamientos en tu corazón;”.

     Tenemos que enseñar a nuestros estudiantes lo que dice la Toráh, pues de hecho eso es lo que significa “enseñanza” y también el resto de las Sagradas Escrituras. Pero más que eso, tenemos que inculcar la verdad bíblica en el corazón de ellos. Sí, tenemos que llegar al corazón para edificar cualidades incombustibles en aquellos a quienes enseñamos, y ayudarles a desarrollar una relación firme con el Padre nuestro Abbá YAHWÉH.


Claro, eso es más fácil decirlo que hacerlo. Para llegar al corazón de las personas no solo necesitamos los materiales de construcción apropiados; también tenemos que emplear el “arte de la enseñanza o Toráh”. La Carta de Shaúl de 2 Timoteo 4:2, dice al respecto:


2Ti 4:2 ¡Proclama la Palabra! Tenla a mano, tanto si el momento es propicio o no. Convence, censura y exhorta con enseñanza y paciencia inagotable.


No basta con decir la verdad a nuestros estudiantes. Más bien, el “arte de instruir o enseñar” envuelve la exhortación o sea, ayudarles a pensar y razonar en lo que aprenden y motivar a que pongan en práctica lo aprendido. No es que nuestra ingeniosidad o nuestros métodos puedan producir crecimiento espiritual; la bendición de YAH es lo que cuenta. De hecho, Pablo indicando que varios son los que transmiten a otros la Palabra dijo lo que encontrais en 1 Corintios 3: 5 y 6:


1Co 3:5 Después de todo: ¿Qué es Apolos? ¿Qué es Shaúl? Sólo siervos que por medio de ellos llegaron a confiar. En verdad fue el Adón quien los hizo confiar por medio de uno u otro de nosotros.


      1Co 3:6 Yo planté la semilla y Apolos regó, pero fue YAHWEH quien la hizo crecer.

Sin embargo, hay unas cuantas sugerencias que pueden ayudarnos a llegar al corazón de otras personas. A medida que consideramos estos métodos de evangelización, tengamos presente a aquellos a quienes enseñan... las personas a quienes usted ayuda a estudiar el Tanaj y el Brit HaDashá y sus propios hijos.

 

Dar el ejemplo correcto


¿Qué mejor ejemplo pudiéramos tener de cómo llegar al corazón de otros que el de Yahoshúa mismo? ¿Por qué fue él tan eficiente en llegar al corazón de la gente? En primer lugar, Yahshúa predicó por el ejemplo, y así proveyó el ejemplo excelente que habrían de imitar sus seguidores, como nos indican tanto los apóstoles Yohanan y Kefá en:

Jun 13:15 Porque Yo les he dado el ejemplo, para que hagan como Yo les he hecho a ustedes.

1Pe 2:21 En verdad, a esto fueron llamados, porque el Mashíaj también sufrió por ustedes, dejando un ejemplo para que ustedes sigan sus pasos.


Ésta, pues, es la primer método para evangelizar el ejemplo correcto. ¿No es lógico que nosotros debamos tener las mismas cualidades que deseamos edificar en otros? Como Yahshúa lo expresó:

Luc 6:40 Un talmid no está por encima de su Rabí; sino que cada uno, cuando esté completamente entrenado, será como su Rabí.

 La Toráh muestra repetidas veces la relación que existe entre el dar el ejemplo correcto y el llegar al corazón de otros. Por ejemplo, la conocida Shemá de Deuteronomio 6:4-6 indica que el amor a Yahwéh tiene que “estar sobre tu corazón [el del padre o la madre]” antes que él o ella pueda inculcarlo en el corazón de sus hijos 

Pro 20:7 Los justos viven una vida de integridad, felices son sus hijos después de ellos.

En contraste con eso, Yahshúa reprendió a los líderes fariseos hipócritas de sus días porque como indica Mateo 23: 3:


Mat 23:3 Así que cualquier cosa que le digan que [Moshe] dijo, tengan cuidado de hacerla. ¡Pero no guarden sus ordenanzas ni hagan lo que ellos hacen,vporque ellos hablan, pero no actúan!

 

¿Es de extrañar que el corazón de la gente hubiera llegado a estar “torpe para entender”?

 

Mat 13:13 Por eso les hablo en parábolas; porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni tampoco entienden.

 

Mat 13:14 Además, se cumple en ellos la profecía de Yeshayahu, que dice: Escuchando oirán ustedes, pero no entenderán; y mirando verán, pero no percibirán.

 

Mat 13:15  Porque el corazón de este pueblo se ha vuelto insensible, y con los oídos han  oído  torpemente. Han cerrado sus ojos para no ver con los ojos, ni oír con los oídos, ni entender con el corazón, ni convertirse para que yo los sane.


Así que tiene que haber armonía entre lo que uno enseña y el ejemplo que da. Por ejemplo, si uno desea edificar en los estudiantes o los hijos amor a Yahwéh y el deseo de complacerlo, entonces ¿no deberían ellos poder ver mediante las tefilot (oraciones) , el habla y las acciones de uno evidencia de tal amor y deseo? Si uno quiere infundir en ellos devoción firme a la Toráh, ¿no deberían ellos poder ver primero que uno, por palabras y hechos, no trata de eludir esos principios? Las personas a quienes enseñamos, particularmente nuestros hijos, a menudo prestan más atención a lo que hacemos que a lo que decimos. Si otras personas ven que nosotros vivimos de acuerdo con lo que enseñamos, estaremos en mejor posición para llegar al corazón de ellas.




El buen ejemplo se hace con acciones de amor, de nada valdría estar enseñando la Palabra si vemos que la persona a quienes damos enseñanza no tiene nada que llevar a sus bocas,, tal vez un estómago lleno haga posible que la Palabra penetre mejor al estar la mente libre de esa inquietud al menos por un tiempo, por eso Yacoob nos exhorta a poner ell ejemplo en esta obra evangelizadora mediante tomar acción, no amemos solo de palabra. 

Stg 2:15 Si un hermano o una hermana están desnudos y les falta la comida diaria,
     Stg 2:16 y alguno de ustedes les dice: “Vayan en paz, caliéntense y aliméntense bien”, pero no les da lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve?
     Stg 2:17 Así también la fe, si no tiene obras, está muerta en sí misma.


Hacer preguntas


La segunda sugerencia, otro factor que contribuyó a que Yahshúa fuera un Moréh (Maestro) tan eficiente, es el uso de preguntas. Yahshúa fue maestro en poner a pensar y razonar a la gente. No ta por ejemplo como razona usando preguntas de punto de vista en  Mateo 17:24-27:

Mat 17:24 -27 Cuando llegaron a Kefar Najum, se le acercaron a Kefá los que cobraban el impuesto del templo y le preguntaron: “¿El rabí de ustedes no paga el impuesto del templo?”

 El dijo: “Sí”. Al entrar en la casa, Yahoshúa se le anticipó y le preguntó: “¿Qué te parece, Shimón? Los reyes de la tierra, ¿a quiénes les cobran los tributos o los impuestos? ¿A sus hijos o a los extraños?”

 Kefá le dijo: “A los extraños”. Yahoshúa le dijo: “Entonces, los hijos están exentos.

Mat 17:27 Pero, para que no los ofendamos, ve al mar, echa el anzuelo, y el primer pez que pique, sácalo. Cuando le abras la boca, hallarás un siklo. Tómalo y dalo por mí y por ti.

Gran parte del éxito que uno tenga en llegar al corazón de las personas a quienes enseña depende de que use preguntas adecuadas, bien planteadas y entendibles. ¿Por qué?

En primer lugar, al hacer preguntas uno puede determinar si la otra persona realmente está entendiéndote, o no, a lo que estás transmitiéndole como maestro o maestra de la Buena Nueva de salvación. Después de todo, si él no entiende ni acepta la información, ¿cómo es posible que ésta se arraigue en su corazón? Evidentemente se necesita implantar la semilla de la Torah y la Besorá en corazones buenos y rectos, tal y como aprendemos por la parábola del Maestro de Nazareth en Lucas 8:15:


Luc 8:15 Pero en cuanto a la parte que cayó en buena tierra, éstos son los que, al oír con corazón bueno y recto, retienen la palabra oída; y producen fruto con perseverancia.


 En segundo lugar, para llegar al corazón mediante el buen uso de preguntas es útil saber lo que hay en el corazón. Las ideas preconcebidas y las enseñanzas religiosas falsas de la Cristiandad o el paganismo pudieran estar fuertemente atrincheradas en la persona. Puesto que no podemos leer su corazón, tenemos que hacer preguntas que particularmente lleven a quien nos escucha a expresar en sus propias palabras lo que hay en su corazón. Considere algunos ejemplos.


Supongamos que uno esté considerando el folleto de LECCIONES DE LAS ESCRITURAS: Seres Espirituales, en la lección 2 sobre los ángeles caídos y en la parte 9ª sobre la pregunta“¿hay doctrinas de demonios?” y haces que la persona que estas enseñando lea la carta de Shaul a Timoteo de.

1Ti 4:1  Pero el espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos se apartarán de la fe, prestando atención a espíritus engañosos y a enseñanzas de demonios.

Si haces la pregunta: “¿Cómo pude uno estar prestando atención a los demonios y a sus enseñanzas sin saber que está siendo engañado?”. Tal vez el estudiante dé una respuesta correcta procedente de lo que leyó hasta ahora, pero ¿qué opina en realidad? Quizás haya practicado por muchos años el espiritismo y haya llegado a creer firmemente en ello. En ese caso, ¿está la persona ahora realmente convencida de que debe librarse de tal práctica? Puede que uno tenga que preguntarle: ‘¿Qué cree usted al respecto? ¿Cómo puede aplicar en su vida esta información?’. La manera como conteste entonces puede revelar hasta qué grado ha penetrado en su corazón la información.

Para tomar otro ejemplo, puede que usted esté considerando con su hijo un tema que le preocupa con respecto a las compañías y a su influencia malsana, no hay duda alguna que Vd. Desea lo mejor para su hijo o hija pero a la vez desea que se aparte de tales influencias. Es cierto que tal vez vea que se pone a la defensiva y piense que le va a regañar pero no tiene que tratar el asunto ahora de modo que su hijo o hija crea que está recriminándole por algo. Debe tratar el asunto con mucho tacto, apelando a los sentimientos de su corazón y para saber lo que opina hágale preguntas directas diciéndole: ¿qué opinas tú al respecto? ¿Te parece razonable este punto de vista?’. O uno pudiera plantear una situación: ‘Supón que algunas jóvenes de la escuela estuvieran fumando y te ofrecieran un cigarrillo. ¿Qué hay si un grupo numeroso de otros jóvenes estuvieran observándote y comenzaran a reírse de ti porque no lo aceptaras? ¿Qué harías?’. Cuando se usan discretamente, preguntas como ésas pueden ayudar a uno a determinar lo que hay en el corazón de sus hijos.

No obstante, he aquí una advertencia. A veces ese tipo de preguntas puede producir respuestas que sorprendan o decepcionen a uno. ¿Qué hará uno entonces? Si es un asunto delicado, puede que sea mejor no obligar a tomar una decisión, sino decir: ‘Continuemos por ahora. Hablaremos de nuevo sobre este asunto en otra ocasión’, y así estarás siguiendo el modelo bíblico que también usó nuestro Maestro Yahshúa quien dijo lo que se relata en Juan 16:12:

Jun 16:12 “Tengo todavía muchas cosas que decirles, pero ahora no las pueden sobrellevar.

Los padres, en particular, deben ejercer esa precaución. Cuando se expresen puntos de vista equivocados, contenga sus emociones. Uno no quiere dañar la vía de comunicación. Si el hijo o hija de uno llega a tener miedo de expresar lo que opina, ¿cómo sabrá uno lo que hay en su tierno corazón para impartirle ayuda?

 

Hacer ver que hay Sabiduría en la Obediencia a las miztvot de la Toráh.

La tercera sugerencia es ayudar al que escucha a ver la sabiduría de obedecer las leyes de Elohímy razone con la persona o su hijo o hija estos textos sacados de Deuteronomio:

   Deu 4:5-6 Miren, yo les he impartido a ustedes leyes y reglamentos, como me ha mandado YHWH, para que los practiquen en la tierra que están a punto de entrar y ocupar.

   Obsérvenlos fielmente, que esa será una prueba de su sabiduría y discernimiento para otros pueblos, quienes al oír de todas estas leyes dirán: “Verdaderamente, esa gran nación es un pueblo sabio y de discernimiento”.

   Deu 4:10 El día que te presentaste delante de YHWH tu Elohim en Jorev, YHWH me dijo: “Reúneme al pueblo para hacerles oír mis palabras, para que aprendan a respetarme mientras vivan en la tierra, y así enseñen a sus hijos”.

   Deu 4:12-13 YHWH les habló desde el fuego; ustedes oyeron el sonido de las palabras pero no percibieron ninguna forma –nada sino una voz.

   El les declaró la Alianza que les mandó observar, los Diez Mandamientos; y los escribió en dos tablas de piedra. 


Esto puede tocar el corazón de la persona a quien imparte entendimiento. ¿Cómo? Pues bien, si está convencido de que el observar las leyes de Yahwéh le resulta en mayor beneficio, esto puede moverle a amar al Padre (Abbá) y querer complacerle. Como considera el Salmo 112:1 al decir:

 

Sal 112:1 Halelu-Yah. Feliz el hombre que respeta a YHWH, que se dedica con fervor a sus mandamientos.

¿Cómo puede uno ayudar a quienes enseña a ver la sabiduría de obedecer las miztvot de la Toráh de Yahwéh? Pudiéramos ilustrar esto si comparamos las leyes de Yahwéh a letreros de “Prohibido el paso”. Aunque un letrero de esa índole es de por sí una advertencia, ¿no estaría usted de acuerdo con que uno está más dispuesto a obedecer cuando el letrero indica el porqué de la advertencia? Por ejemplo, si el letrero dice: “Prohibido el paso—Alto voltaje”, entonces el infractor en perspectiva, al reconocer la posibilidad de verse en peligro, está más inclinado a prestar atención a la advertencia.

Lo mismo sucede con las leyes de Elohím. No diga simplemente al que está estudiando las Escrituras con usted lo que ésta dice que es correcto y lo que es incorrecto; ayúdele a ver por qué es sabio, o imprudente, pasar por alto tal mitzvah en particular. Razone con la persona sobre cómo se beneficiará ella misma de obedecer la Toráh. Ayúdele a ver las consecuencias de no hacer caso de esos mandatos o principios guiadores. La Biblia misma hace esto a veces. Sírvase leer Proverbios 22:24, 25; 23:4, 5; 24:15, 16, 19, 20. Note que en cada caso la Biblia da la razón por la cual un derrotero es bueno, o es malo:

    Las malas compañías son una adicción que entrampa:

   Pro 22:24 No te asocies con un hombre iracundo, ni andes con uno de mal temperamento,

   Pro 22:25 para que no aprendas sus caminos y te veas entrampado.


    Al confiar demasiado en las riquezas:

   Pro 23:4 No labores para ganar riqueza; ten sentido para desistir.

   Pro 23:5 La ves ahora, después se ha ido; echa alas y se va volando, como un águila, hacia el cielo.


    El mal hace tener mala conciencia siempre:

   Pro 24:15 Hombre malvado, no aceches la casa del justo; no violentes su morada.

   Pro 24:16 Siete veces cae el justo y se levanta, mientras que al malvado lo tumba un solo infortunio.

   

    El enojo persistente núnca trae buenos resultados:

   Pro 24:19 No te dejes enojar por malhechores; no te dejes molestar por los malvados;

   Pro 24:20 porque no hay futuro para el hombre malo; la lámpara del malvado se apaga.

 

     Después de razonar así sobre una ley bíblica, uno pudiera preguntar: ‘¿Cree usted que Yahwéh en realidad busca lo que más nos beneficia? ¿Está usted de acuerdo con que Su Toráh de Leyes no nos privan realmente de nada bueno?’.

 

Durante el transcurso del estudio, razone de manera similar sobre la ley de Elohím  con relación a la borrachera, el pago de impuestos, el fumar, las leyes sobre limpieza y lo relativo a la alimentación, a la santidad representada en la sangre, y así por el estilo. De esa manera la persona que estudia Torah con usted, o su hijo, recibe ayuda para ver que Todas las leyes de Elohím son para nuestro bien no para solamente unos cuantos, sino para todo ser que desee adorarle correctamente. No es que el estudiante siempre deba necesitar razones para obedecer a Yahwéh. Pero unos cuantos ejemplos pueden contribuir a llegar a su corazón y moverle a querer complacer al Padre Eterno. Así, cuando el “fuego”, o la prueba, venga, la persona estará más dispuesta a obedecer la Palabra de Elohím con corazón completo.


1Co 3:13 la obra de cada uno será evidente, pues el día la descubrirá. Porque por el fuego se revelará; y a la obra de cada uno, sea la que sea, el fuego la probará.

 

 

Ayúdele a conocer a YAHWÉH


La cuarta sugerencia es ésta: ayúdele a conocer a Yahwéh

Jun 17:3 Y de esto depende la vida eterna: que te conozcan a ti como el único Elohim verdadero, y a Yahoshúa como el Mashíaj que tú has enviado.

    Que comprenda que es un requisito imprescindible si quiere obtener salvación por El. Y más que simplemente ayudarle a saber que Yahwéh existe y tiene un nombre singular con un significado concreto y único, ayude al estudiante a llegar a conocerlo en su personalidad y a ver que puede tener una relación estrecha con El como de un hijo para con su propio Padre Celestial. Esto tocará el corazón de su oyente, pues conocer a Yahwéh es amarlo profundamente y a entregarse en totalidad a El. 

    El folleto "El Nombre sagrado" sin duda le será muy útil al instruir sobre este asunto a su estudiante.

¿Cómo puede uno ayudar a quien estudie Toráh en este campo de ver a Yahwéh como alguien personal? En primer lugar, uno no puede amar a alguien a menos que conozca sus cualidades, su manera de ser. Por eso, durante el estudio de la Tanak y Brit Hadashá, siempre tenga presente llamar la atención a las incomparables cualidades de Yahwéh. A menudo esto puede hacerse prescindiendo del tema que se esté considerando. Por ejemplo, al considerar el rescate de remisión del pecado mediante el Sacrificio del Cordero Yahshúa, uno pudiera pausar en un momento apropiado y preguntar: ‘¿Cómo magnifica la profundidad del amor de Yahwéh por nosotros la provisión del rescate de la humanidad mediante el sacrificio de su propio Hijo?’. O, al considerar por qué ha permitido Yahwéh la maldad en el mundo, pudiera preguntar: ‘¿Cómo ha mostrado Yahwéh gran paciencia pese a la maldad del ser humano?’, o: ‘¿Cómo desplegó Yahwéh sabiduría incomparable en la manera como trató la rebelión causada en el paraíso de Edén?’. El razonar así contribuirá a edificar en su oyente un fuerte sentimiento de devoción al Padre Yahwéh. La persona llegará a considerar a Yahwéh como una Persona cuyas cualidades le ganan su afecto, le son atrayentes.



Además, uno no puede realmente llegar a conocer a alguien bien sin que haya alguna clase de comunicación. De igual modo, el estudiante no puede disfrutar de una relación íntima con Yahwéh si no se comunica con él. Porque usted comprende esto, enseñe al estudiante a orar. Ayúdele a ver la amplia variedad de asuntos que son temas apropiados sobre los cuales orar, indíquele lo que dice 1 Juan 5:14 al respecto: 

1Jn 5:14 Y ésta es la confianza que tenemos delante de él: que si pedimos algo conforme a su voluntad, él nos oye.

La lección 3 sobre el folleto de “Las Disciplinas Espirituales” que disponemos es de valiosa ayuda por la cantidad de ejemplos que tenemos para enseñar a nuestroo estudiante a meditar en los temas que puede orar a Yahwéh mediante Yahoshúa haMachiaj. Además debe edificar en él aprecio por Yahwéh como Aquel que oye y contesta las oraciones, tal y como nos indica el  Salmo 65:2 al decir:

 Sal 65:2 Oidor de la oración, a ti vendrá toda criatura.

 Anime a la persona a expresar sus sentimientos más recónditos, a desahogarse en Yahwéh como Su Refugio más preciado.

  Sal 62:8 Pueblo suyo, confíen en él todo el tiempo: desahoguen ante él su corazón, que Elohim es nuestro Refugio.

 De nuevo, el propio ejemplo de uno es importante. ¿Reflejan sus oraciones que su devoción a Elohím es profunda? Esto puede tener un efecto muy saludable en aquellos a quienes uno enseña, incluso los hijos de uno. Por eso ore con su estudiante de las Escrituras y con sus hijos.

 





 

 

 

NUESTRO QR

Manuscritos Mar muerto
Manuscritos Mar Muerto
Rollo del Mar Muerto de Isaias
Rollo del Mar Muerto de Isaias
Códice de Beza
Códice de Beza

  VIAJE A JERUSALEM

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

 

ART. 16.1 SE GARANTIZA LA LIBERTAD IDEOLÓGICA, RELIGIOSA Y DE CULTO DE LOS INDIVIDUOS Y LAS COMUNIDADES SIN MAS LIMITACIÓN, EN SUS MANIFESTACIONES, QUE LA NECESARIA PARA EL MANTENIMIENTO DEL ORDEN PÚBLICO PROTEGIDO POR LA LEY.


ART. 16.2 NADIE PODRÁ SER OBLIGADO A DECLARAR SOBRE SU IDEOLOGÍA, RELIGIÓN O CREENCIAS.

ART. 20.1.A SE RECONOCE Y PROTEGEN LOS DERECHOS: A EXPRESAR Y DIFUNDIR LIBREMENTE LOS PENSAMIENTOS, IDEAS Y OPINIONES MEDIANTE LA PALABRA, EL ESCRITO O CUALQUIER OTRO MEDIO DE REPRODUCCIÓN.