LOS NEFILIM

Ángeles y mujeres humanas generan los Nefilim

 

Bereshit/Génesis 6:1-4, del Libro de la Toráh

 

 

por Rabbí Meir Matzliah Melamed 

 

"Y fue cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijos; y vieron los hijos de los señores (1) que las hijas del hombre eran hermosas, y tomaron para sí mujeres entre todas las que habían escogido. Y dijo el Eterno: no luchará para siempre conmigo mi espíritu por causa del hombre, porque el es también carne; y serán sus días (de vida) ciento veinte años. Los gigantes estaban en la tierra en aquellos días, y también después, cuando conocieron los hijos de los señores a las hijas del hombre y les parieron hijos; éstos fueron los valientes que siempre hubo, varones de fama." 

 

Según el exegeta Rashi, en este versículo significa "hijos de los señores y los jueces" o "ángeles". También la versión en arameo de Onklós y Yonatán ben Uziel, traduce bené ha elohim como "hijos de los grandes".

Los diversos comentaristas de la Toráh como por ejemplo Rashi nos traduce "hijos de Dios" como "ángeles" e incluso Josefo en "Antigüedades de los judíos Tomo I , Libro I capítulo III, 1 dice:"Muchos ángeles de Dios convivieron con mujeres y engendraron hijos injuriosos que despreciaban el bien..." Así como vemos, la Biblia parece indicar que numerosos ángeles dejaron su función en los cielos y tomaron mujeres de la Tierra con el fin de tener relaciones sexuales con ellas y producir una nueva raza híbrida.

La palabra bíblica "Nefilim" puede ser que su origen provenga del hebreo Natal que significa "caer", lo que le transmite a Nefilim el significado de "los que hacen caer". También se les ha llamado hag-guíbborím, es decir los "héroes de fama". No obstante para el profesor hebreo de lengua sumeria Zecharía Sitchin, "los hijos de los dioses" significan literalmente "aquellos que descendieron a la Tierra desde los cielos".

Los Padres Judíos, al interpretar esta expresión "Hijos de Elohím" de Génesis 6:2, invariablemente lo interpretaron como "ángeles". Nada menos que la autoridad W.F. Allbright nos dice eso:

"Los Israelitas que oyeron esta sección (Génesis 6.2) creyeron que se refería al coito entre ángeles y mujeres". (1)

 

Filo de Alejandría, un hombre profundamente religioso, escribió un breve y bello resumen sobre este tema, llamado "Sobre los Gigantes". Basando su exposición en la versión Griega de la Biblia, él lo tradujo como "ángeles de Dios". Dice Bamberger, "de haber encontrado la locución ' Hijos de Dios ' en su texto, él con toda seguridad habría estado inspirado para hacer comentarios sobre eso". (2) 

Filon ciertamente tomó el pasaje de Génesis 6:2 como histórico, explicando que tal como la palabra "nefesh" o vida se aplica a ambos, a los seres buenos y malos, así también ocurre con la palabra "ángel". A los malos ángeles que siguieron a Lucifer, en un punto del tiempo fallaron en resistir de deseo físico, y sucumbieron a él. Él procede a decir que la historia de los gigantes no es un mito, sino que está allí para enseñarnos que algunos hombres son nacidos terrícolas, mientras que otros nacen celestiales, y lo más alto es ser nacido de Dios. (3)

Justino, Irineo, Atenágoras, Tertuliano, Lactancio, Eusebio, Ambrosio ... todos adoptaron esta interpretación. Según las palabras de los Padres Ante-Nicenos, los ángeles cayeron "en el amor impuro de vírgenes, y fueron subyugados por la carne...De esos amantes de vírgenes, por consiguiente, fueron engendrados aquellos que son llamados gigantes". (4) Y otra vez, "... los ángeles delinquieron, y fueron cautivados por el amor y los encantos de las mujeres y engendraron hijos híbridos". (5)

En ninguna parte antes el siglo V DC encontramos alguna interpretación para los "Hijos de Elohím" fuera de ángeles. ¡No podemos negar el conocimiento de los Padres Judíos de su terminología! Invariablemente tradujeron la locución "Hijos de Elohím" como "ángeles". El testimonio de Flavio Josefo, ese colorido cosmopolita e historiador Judío, es también de importancia suprema. En su volumen monumental, "Antigüedades de los judíos" él revela su conocimiento con la tradición de los ángeles caídos asociándose con mujeres de la Tierra. Él no sólo supo de la tradición sino que nos dice cómo los hijos de tal unión tuvieron una súper fuerza humana, y fueron conocidos para su maldad extrema. "Pues la tradición es que estos hombres hicieron lo que los Griegos dicen que hicieron los llamados gigantes de su mitología". Flavio Josefo procede a agregar que Noé amonestó a esta descendencia de los ángeles para su villanía. (6)

Hay quienes afirman que estos hijos de Elohím eran simplemente humanos. Si estos "hijos de ELOHÍM" fuesen hombres y se casaron con las "hijas de los hombres", la Biblia claramente habría usado para los varones "Los hijos de los hombres" en vez de los "hijos de Elohím". Aún más. ¿Qué necesidad tenía Moisés de usar Elohím, que es el plural ["los poderosos"] a fin de designar a los hijos varones de YHWH, y no usar la misma terminología para las hijas? ¿Por qué no decir: "Los hijos de los hombres se casaron con las hijas de los hombres" o "los hijos de Elohím se casaron con las hijas de Elohím"?. 

Tanto los ángeles como el hombre y la mujer son creados, por lo tanto "hijos de Elohím"; pero lo que dice Moshé es totalmente diferente. Nos dice que "los hijos de Elohím vieron que las hijas que le habían nacido a los hombres eran hermosas y escogieron entre ellas y tuvieron hijos con ellas". De hecho, la versión Reina Valera traduce como "las hijas de los hombres" en el Hebreo dice: "Las hijas de Adán" (en otras palabras, las hijas de Adán y sus descendientes). Los que nacieron de la unión sexual de los "los hijos de Elohím" y las "hijas de los hombres" se nos dice que eran diferentes a los seres que habían nacido a los hijos de los hombres con las "hijas de los hombres". Se nos dice que estos seres nacidos eran diferentes y que eran "poderosos" y que hicieron cosas ""magníficas por ser hombres "de renombre" o de "fama"", además de ser gigantescos.

Nácar y Colunga, profesores de Salamanca, maestros en Teología y consultores de la Pontificia Comisión Bíblica, entre otros títulos. dijeron sobre este pasaje: ""Esta expresión, en la Biblia (Los Hijos de Elohím), es equivalente a ángeles, y en este sentido lo han entendido los traductores griegos alejandrinos de la versión de los Setenta, los cuales la traducen, en efecto, por "ángeles", y, conforme a esta versión, la literatura apócrifa judaica interpretó el pasaje de las relaciones sexuales entre los ángeles y las ´´hijas de los hombres´´."

También, tenemos a lso autores como :Flavio Josefo, Filón de Alejandría, Eusebio de Cesarea, san Justino mártir, Clemente de Alejandría, Orígenes, Tertuliano, Ireneo de Lyon y Atenágoras de Atenas— quienes identifican a los "Nefilim" con los descendientes de los "ángeles de Dios"mencionados antes en el texto bíblico.

Y por si fuera poco tenemos el propio testimonio de los apóstoles del Mesías Yahoshúa, por ejemplo: El apóstol Pedro cuando se refiere al tiempo antidiluviano, no usó la expresión "hijos de Theos", sino ángeles: 

4 ei gar o {por que si} qeoV {Theos} aggelwn {los ángeles} amarthsantwn {que pecaron} ouk efeisato {no perdonó,} alla {sino} seiraiV {a cadenas} zofou {de oscuridad habiendo} tartarwsaV {lanzado al tartaro} paredwken {los entregó} eiV {para} krisin {juicio} tethrhmenouV {habiendo sido guardado;} (2 Pedro 2:4)

El discípulo Judas al referirse al mismo episodio, menciona ángeles: 

 

6 aggelouV {ángeles} te {y} touV {quienes} mh thrhsantaV {no guardaron} thn eautwn {sus propios} archn {primer estado,} alla {sino} apolipontaV {dejaron} to idion {sus propias} oikhthrion {moradas,} eiV {hasta el} krisin {juicio del} megalhV {gran} hmeraV {día} desmoiV {en cadenas} aidioiV {eternas} upo {bajo} zofon {oscuridad} tethrhken {él los mantiene;} 

 

Volviendo al relato de Génesis, en la versión Reina Valera nos traduce el versículo 4 de Génesis 6, de la forma siguiente:"Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Estos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre." 

Otra traducción de Génesis 6:4 dice: "Los que estaban caídos estaban en la tierra en esos días, y después cuando los hijos de Elohím vinieron a las hijas de los hombres, y las embarazaron - ellos son los héroes, quienes, desde la antigüedad, son los hombres de renombre" -Traducción de Dawlin Ureña.Ed. 2004.

El que se interprete a estos "ángeles" como a los descendientes de la raza de Set, abandona la sobriedad interpretativa tan esencial para interpretar otros pasajes igualmente claros y de mayor importancia para la salvación en otros lugares en la Biblia. 

Un detalle sumamente importante que los críticos de esta interpretación al parecer no se esfuerzan en notar es que los hijos de esta unión entre estos dos seres al parecer tenían características totalmente fuera de lo ordinario. Estos hijos no eran como Caín, Abel, Set o Noé sino que eran seres especiales que crecían con rapidez extrahordinaria hasta alcanzar estaturas gigantescas. 

 

¡Aberrante!, pero si existió la procreación de seres híblidos entre ángeles y mujeres humanas.

 


Nota las consecuencias de esta unión y el nacimiento de los seres resultantes , en el mismo versículo siguiente: "Vio YHWH que la maldad de los hombres era grande en la tierra, y que todo pensamiento de su corazón era  solamente para realizar lo malo; y se arrepintió YHWH de haber hecho al hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Por eso dijo YHWH: «Borraré de la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el animal que se arrastra y las aves del cielo, pues me arrepiento de haberlos hecho." Gén. 6: 5-7 


En otras palabras, algo debió ocurrir que Elohím decidió borrar totalmente de la faz de la tierra a la humanidad y a las bestias para comenzar de cero con una nueva familia, una que todavía no se había corrompido. Elohím ya no podía tolerar lo que sus ojos veían. La tierra se llenó de tanta maldad a raíz de esas uniones sexuales, que Elohím decidió inmediatamente comenzar de nuevo.

"Los hijos de ELOHÍM" en la literatura Mosaica siempre significaron seres angélicos. Lo sabemos por el libro de Iyov. Los doctos bíblicos están seguros que Job vivió en la época de los patriarcas, en otras palabras, antes de Moshé. Lo más fehaciente que podemos encontrar en el libro de Iyov es que también fue dado al mismo pueblo para el que se escribió el libro de Bereshit/Génesis. En otras palabras, usar "Los hijos de ELOHÍM" para designar a los hombres descendientes de la línea de Set (como afirman algunos) y también usar el mismo término para seres claramente angélicos, representaría un uso de lenguaje extremadamente confuso para nuestra nación de Israel.

 

 

 

La Biblia es exacta hasta el último detalle y lo que dice es que los ángeles, son los "hijos de ELOHÍM", y que buena parte de estos vieron que las hijas que les estaban naciendo a los hombres, a los descendientes de Adán y Eva, eran hermosas y entonces sucedió lo que nos dice el discípulo Judas que sucedió: 

"Y a los ángeles ("hijos de ELOHÍM") que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propio hogar, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día." Jud. 1:6.

Además de la evidencia bíblica disponible hasta ahora, tanto en los libros apócrifos de Enoch, el Libro de los Jubileos y en el testimonio de los patriarcas, se narran las escenas de estas uniones sexuales angélicas con las humanas en los dias antidiluvianos.

 

 

 

LIBRO DE ENOC

NOTA: Queremos indicar aquí que el Libro de Enoc es un texto espúreo pero que nunca ha sido escrito por el profeta bíblico Enoc. Lo mismo que el Libro de los Jubileos y el Testamento de los Patriarcas,  textos gnósticos con exageraciones y misticismo religioso y nombres poco fiables de ángeles, pero es de interés aquí, porque involucra a los ángeles con la fecundación de las mujeres humanas, episodio drámatico relacionado con el ya mencionado capítulo 6 de Génesis.

 

Capítulo VI 

 

" 1 Así sucedió, que cuando en aquellos días se multiplicaron los hijos de los hombres, les nacieron hijas hermosas y bonitas; 2 y los Vigilantes , hijos del cielo las vieron y las desearon, y se dijeron unos a otros: "Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos"..."


Capítulo VII 

1 Todos y sus jefes tomaron para sí mujeres y cada uno escogió entre todas y comenzaron a entrar en ellas y a contaminarse con ellas, a enseñarles la brujería, la magia y el corte de raíces y a enseñarles sobre las plantas. 2 Quedaron embarazadas de ellos y parieron gigantes de unos tres mil codos de altura que nacieron sobre la tierra y conforme a su niñez crecieron."

Además, tenemos en el Libro de Enoc una descricción sobre las maldades que se le atribuye al hombre, indicandonos que no fueron cosa humana, sino que fueron otros los que las trajeron; de "arriba":

"He aquí los nombres de sus jefes por grupos de 100, 50 y 10. El nombre del primero es Jequn, y éste fue el que sedujo a los ángeles, les convenció para que bajasen a tierra y les hizo caer a través de las hijas de los hombres. El nombre del segundo es Asbeel y éste persuadió a la raza del ángel con malos consejos, a fin de que mancillasen sus cuerpos con las hijas de los hombres. El nombre del tercero es Gadreel; éste enseñó a los hombres toda clase de golpes mortales. También fue quien sedujo a Eva y enseñó a los hijos de los hombres todos los instrumentos de muerte. De su mano pasaron las armas a los habitantes de la tierra firme desde aquel mismo instante. El nombre del cuarto es Penemue, y éste enseñó a los hijos de los hombres a diferenciar lo dulce y lo amargo, y les reveló todos los secretos de su ciencia. También enseñó a los hombres a escribir con cálamo y papel, por lo cual muchos han pecado de eternidad en la eternidad y hasta nuestros días. El nombre del quinto es Casdeya, y éste adiestró a los hijos de los hombres en toda clase de golpes maléficos: el golpe al embrión en el vientre de la madre, a fin de hacerla abortar, y el golpe al alma, la mordedura de la serpiente, así como los golpes que causa el calor demasiado al mediodía... El llamado Miguel fundó la tierra sobre las aguas, e hizo venir las corrientes desde los rincones ocultos de las montañas".

 

 

 

fotoclip de la pelicula "Noé" en la que los Visitantes vienen a la Tierra
fotoclip de la pelicula "Noé" en la que los Visitantes vienen a la Tierra

TESTAMENTO DE LOS PATRIARCAS

El llamado Testamento de los Patriarcas, es otro libro apócrifo escrito posiblemente hacia finales del siglo II a. de J. C. y en el que se reúnen las últimas recomendaciones que los doce hijos de Jacob dirigen a cada uno de sus descendientes, Neftalí hace otra alusión a los "hijos de Elohím" y a su "pecado" con las "hijas de los hombres". 

"...También los ´´veladores´´ -afirma el patriarca en su Testamento sobre la bondad natural- han cambiado el orden de su naturaleza." 

Es patente que aunque los libros incluyen exageraciones no bíblicas, incluso con respecto a la altura de los gigantes, si están repletos de similitudes con respecto al relato de Génesis y muestran el hilo común de la intervención angelical con respecto a los asuntos humanos en la Tierra y a la gran iniquidad que estos produjeron en la Tierra.

TESTAMENTO DE LOS PATRIARCAS

El llamado Testamento de los Patriarcas, es otro libro apócrifo escrito posiblemente hacia finales del siglo II a. de J. C. y en el que se reúnen las últimas recomendaciones que los doce hijos de Jacob dirigen a cada uno de sus descendientes, Neftalí hace otra alusión a los "hijos de Elohím" y a su "pecado" con las "hijas de los hombres". 

"...También los ´´veladores´´ -afirma el patriarca en su Testamento sobre la bondad natural- han cambiado el orden de su naturaleza." 

Es patente que aunque los libros incluyen exageraciones no bíblicas, incluso con respecto a la altura de los gigantes, si están repletos de similitudes con respecto al relato de Génesis y muestran el hilo común de la intervención angelical con respecto a los asuntos humanos en la Tierra y a la gran iniquidad que estos produjeron en la Tierra.

 

 

LIBRO DE LOS JUBILEOS

Sobre las relaciones sexuales entre los "hijos celestiales" y las "hijas humanas". 


capítulo IV

"Porque es en estos días cuando los ángeles del Señor bajaron a la tierra, aquellos que son llamados los ´´veladores´´, a fin de instruir a los hijos de los hombres y mostrarles el juicio y la rectitud sobre la tierra. Henoc fue el primer hombre nacido sobre la tierra, que aprendió la escritura y la ciencia y la sabiduría, y que describió en un libro los signos del cielo según el orden de los meses, para que los hombres puedan conocer las estaciones del año según el orden de los diversos meses... 
"...Vio [Henoc] el pasado y el porvenir en una visión de su sueño, tal como acaecerá a los hombres, hasta el día del juicio; vio y comprendió todas las cosas y escribió su testimonio, y puso el testimonio sobre la tierra para todos los hijos de los hombres y para sus generaciones... 
"...Y en esos seis jubileos de años estuvo muchas veces con los ángeles de Dios y le enseñaron todo lo que está sobre la tierra y en el cielo, y todo lo escribió. Y testimonió a los ´´veladores´´, que habían pecado con las hijas de los hombres; porque habían empezado a unirse con las hijas de los hombres y se habían mancillado...."


 

 

 

MITOLOGIA Y LEYENDAS

 

Es digno de mención el que los sucesos bíblicos postdiluvianos posteriormente se incorporaran en leyendas de civilizaciones antiguas. Por ejemplo, una epopeya babilonia de hace cuatro mil años cuenta las hazañas sobrehumanas de Gilgames, un semidiós poderoso y violento cuya lujuria “no deja a ninguna hija al lado de aquel que la ama”. 

La creencia de que algunos de los dioses del cercano Oriente eran de origen extraterrestre, la encontramos en las tablas ugaríticas (tablas de Ras Shamra), tablas de Mari, tablas de Nuzi, y en las tablas de Amarna. Según los escritos de los pueblos antiguos de la región, y según la narración de la Biblia, los hijos de Dios (Los Eliones) eran seres que descendían de las estrellas.

En varias culturas existen las leyendas sobre estos seres que también descendieron del cielo y se unieron a mujeres en la Tierra para tener hijos semidioses. 


Muchas mitologías encarnan a los seres angélicos como dioses raptores de mujeres, por ejemplo: la mitología ática juega un papel destacado el raptor mitológico, Bóreas, representante del viento frío del norte, e hijo de los Titanes. Rapta a Oritia, hija del antiguo rey Erecteo que no ha permitido que se case con ella porque no quiere que se traslade a un país tan lejano y frío como Tracia. Boreas se la lleva mientras jugaba en las orillas del rio Ilisos. Con él tuvo dos hijos, Calais y Zetes, los Boréadas, los famosos argonautas.

 

 

Este tipo de aventuras amorosas entre mortales y seres sobrehumanos de otros mundos aparecen con frecuencia en el folklore de los indios norteamericanos. Los indios thompson de la Columbia Británica cuentan cómo una vez una mujer casada fue capturada por "gente del cielo". Furiosas, todas las criaturas de la tierra emprendieron una guerra en vano contra los poderosos "hombres del cielo". Para llegar al cielo, la "gente de la tierra" construyó un endeble armazón que se desmoronó en cuanto "los del cielo" comenzaron a tomar represalias. Muchos murieron en la empresa, y se extinguieron enormes cantidades de especies animales. La versión de los indios quinalt de Washington refiere que los agresores llegaron del "país del cielo, donde están las estrellas".

También tenemos varios raptos entre dioses del panteón griego como Pluton raptando a Perséfone o Mercurio a Venus, Castor y Polux raptando a las Leucípides, Sileno raptando a Ménade y también tenemos a Eros y Psique tantas y tantas veces representadas en las pinturas y esculturas mitológicas.

 

Otro ejemplo, este de una leyenda griega, es el del personaje sobrehumano Hércules (Heracles). Era hijo de Alcmena, una mujer, y de la deidad Zeus.

 

Hércules protagonizó una serie de aventuras violentas después de matar a su esposa e hijos en un ataque de locura. A pesar de que estas historias se distorsionaron mucho al pasar de generación en generación, evocan lo que la Biblia dice acerca de los Nefilim y sus padres angélicos.

 

 

 

Es interesantísimo como muchas culturas relacionan los Nefilim con seres procedentes del espacio o bien con sus procreadores celestiales en al Tierra. 

Para los arameos, por ejemplo, el término Nephila se refirió específicamente a la constelación de Orion, y así los Nefilim serían descendientes medio divinos de esta constelación, lo que también nos hace pensar en relatos de la antiguedad en que se mencionan raptos por seres procedentes de Orión. 

 

INGENIERIA GENETICA

 

Pero, aquí cabe realizarse la pregunta:¿Qué transfondo esconde todo el plan fecundatorio con mujeres humanas por parte de seres angélicos?...

La posición del Profesor John Morris. Ph.D. es aquí bastante interesante. Notemos aquí sus explicaciones razonadas:

"Satanás, en su odio por Elohím y su imagen, había lanzado una campaña agresiva contra Adán y sus descendientes en un intento de contaminar la raza humana para que el Redentor, o "la simiente de la mujer" no naciera (Génesis 3:15), y le "hiriera su cabeza" al rebelde que estaba intentando reemplazar a Elohím. 

Los ángeles en la Escritura son seres espirituales que no tienen cuerpo como nosotros los humanos, y en el cielo, por lo menos allá, "no se casan" (Mateo 22:30). Pero, ¿Poseen género? ¿Podrían tener relaciones sexuales con seres humanos?, y además, ¿Qué sería este ser mitad humano mitad animal? ¿Sería su descendencia un gigante, y más importante que todo, tendrían espíritus eternos?


"Yo no soy tan presumido de reclamar que yo tengo la solución a estas preguntas de los siglos, pero permítanme sugerirles otra alternativa del entendimiento moderno de la ciencia de hoy día, de la Genomía (estudio del Genoma), una respuesta que los escolásticos de la Biblia de otros tiempos no podrían haber sugerido. 

Yo sospecho que si los geneticistas de hoy y los biólogos moleculares pueden lograr tales maravillas técnicas como la división de los genes y la clonación, una inteligencia mucho mayor a la de ellos, hasatán, ¡podría potencialmente haberlo hecho también! Las funciones internas de la molécula DNA ciertamente no estarían escondidas de los ojos pesquisadores de Satanás y sus secuaces. Si hoy, los genes de animales se pueden insertar en DNA humano, ¿no podría ser logrado esto también por parte de un ser espiritual malévolo, especialmente uno a quién se le prometió que la "semilla" (en el nivel genético) de la "mujer" sería el que le derrotaría en el futuro? 

Por supuesto, no podemos hablar con seguridad absoluta, ya que la Biblia nos proporciona pocos detalles. Por lo menos, los demonios y ángeles caídos de Satanás podrían haber poseído ciertos hombres y mujeres (tal vez animales), y podrían haber desarrollado especiación selectiva para producir una raza de gigantes. (Satanás y sus compañeros podrían haber hecho lo mismo con animales, tal que esa es la razón por la que hoy encontramos tantas características inimaginables en el récord de los fósiles. Estos podrían haber representado la más malévola forma de infectar la creación que Elohím vio que "era buena". 

¿Acaso no podría Satanás haber insertado genes y producido clones, burlándose así de la creación de Dios y arruinando la "majestuosa obra de las manos de Elohím "? Tal vez esa es la razón por la que Elohím tuvo que enviar el Diluvio Universal, para erradicar una civilización más allá de toda esperanza de reparación y comenzar de nuevo con Noé y sus hijos, preservando, por lo menos parcialmente, la "simiente" de Adán y la mujer (Eva)."

 

Comentario de John Morris. Ph.D. Presidente del Instituto para la Investigación Creacionista. Master Books. Páginas 46-47. 2003 "¿Quiénes fueron los "Gigantes" en los tiempos de Noé?"

 

El objetivo de Satanás es pervertir el Plan Eterno de Eloah para el hombre. (Ver Juan 10:10) Por tanto, podemos decir que su fin es la "contaminación de la vida del hombre". (Génesis 6:1-4-8).

Note el fascinante dato que encontramos en Génesis 6:12: "Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra…" Note que se hace énfasis en el hecho de que "toda carne había corrompido su camino sobre la tierra", en otras palabras, y en una traducción alternativa completamente apropiada, según nos dice el Doctor Carl Baugh, Ph.D., y Presidente del Museo de la Investigación Creacionista: 

"Cuando la Biblia hace énfasis en 'toda carne' a lo que se refiere es que hasta los animales habían sido conminados por la unión con los ángeles". 

Si esta afirmación es certera, tenemos el escenario siguiente: la Biblia dice que los ángeles, al igual que Sodoma y Gomorra se entregaron a las pasiones pervertidas. Por tanto es posible que llegasen hasta el punto de tener relaciones sexuales con animales o inseminarlos de modo artificial en su intento por afectar la obra creativa de Elohím. ¿Es a esto a lo que la Biblia hace alusión cuando dice que "se había corrompido toda carne"? (Ver 1 Corintios 15:39).

La Misión de aquellos seres angélicos era "alterar la Creación" y muy especialmente al ser humano y la única manera de alterar una especie es unirla con otra. Esto crearía cambios en la genética y en la composición del DNA dando como surgimiento una especie alterada y modificada. La ciencia es ciencia, y lógica demanda lógica. Esta es la evidencia científica de que algo "raro" ocurrió en la historia de la humanidad. Los seres angélicos del Espacio llegaron a nuestro planeta y se unieron a la parte femenina. Aquellas uniones sexuales alteraron la composición genética creando cambios en la vida humana. ¿Existe evidencia que pruebe que cuando se cruza dos especies distintas ocurre cambios en la anatomía y en la composición orgánica? Sí, existe un sinnúmero de pruebas. Pero para mantener la simplicidad del tema escogeremos como ejemplo al trigleón. Esta es una mezcla entre un tigre y una leona. El observador inmediatamente se percata que existe algo "raro" con este animal ya que no es "natural" ver un animal con semejanzas de león y de tigre. Esta especie surgió por que se mezclaron dos especies distintas. El trigleón no surge si la unión ocurre entre una sola especie. Estos cambios ocurren por la diferencia que existe entre la sangre, la composición molecular de la célula, y el DNA de las especies, y esto ocupa el campo de la ingeniería genética.

POR QUE SU INTERES POR LA REPRODUCCION HUMANA TODAVIA

 

Existen muchos reportes de mujeres y hombres que dicen haber tenido contactos angélicos. Algunas mujeres incluso afirman que han sido inseminadas artificialmente y que posteriormente los seres angélicos han retirado el producto a las pocas semanas de gestación. Hay varios casos de abducción o rapto que terminan con la presencia de seres híbridos mezcla de seres no humanos y terrestres. Es posible que algunos reportes sean producto de imaginaciones inflamadas, sin embargo otros presentan gran similitud con hechos constatados o son semejantes a los de la antigüedad en que los mensajeros angélicos del espacio han estado sumamente interesados en la reproducción humana. 

En la actualidad se han barajado multitud de motivos e hipótesis del porqué de las visitas de los seres no-humanos a la Tierra, desde regular el desarrollo humano o la adaptación a nuestra atmósfera hasta la transportación de vida a otros universos. Para el ex jesuita Salvador Freixedo no hay la menor duda, los "extraterrestres" estarían llevando a cabo un sistemático plan de concienciación y control de la humanidad desde tiempos pretéritos. Lo cierto es, que el plan malefico de los ángeles caidos ha sido siempre el mismo. "Alterar los códigos genéticos" introduciendo, no la semilla de la descendencia prometida, sino su propia semilla de maldad. 

No obstante, debemos tener muy presente que en los tiempos patriarcales existía un objetivo, en los casos de intervención en la reproducción humana, y era el de asegurarse la perpetuidad de una raza escogida genéticamente adecuada para la línea genealógica que conduciría al Mesías.

 

NUESTRO QR

Políglota de Nuremberg por Elias Hutter On line
Manuscritos Mar muerto
Manuscritos Mar Muerto
Rollo del Mar Muerto de Isaias
Rollo del Mar Muerto de Isaias
Códice de Beza
Códice de Beza

  VIAJE A JERUSALEM

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

 

ART. 16.1 SE GARANTIZA LA LIBERTAD IDEOLÓGICA, RELIGIOSA Y DE CULTO DE LOS INDIVIDUOS Y LAS COMUNIDADES SIN MAS LIMITACIÓN, EN SUS MANIFESTACIONES, QUE LA NECESARIA PARA EL MANTENIMIENTO DEL ORDEN PÚBLICO PROTEGIDO POR LA LEY.


ART. 16.2 NADIE PODRÁ SER OBLIGADO A DECLARAR SOBRE SU IDEOLOGÍA, RELIGIÓN O CREENCIAS.

ART. 20.1.A SE RECONOCE Y PROTEGEN LOS DERECHOS: A EXPRESAR Y DIFUNDIR LIBREMENTE LOS PENSAMIENTOS, IDEAS Y OPINIONES MEDIANTE LA PALABRA, EL ESCRITO O CUALQUIER OTRO MEDIO DE REPRODUCCIÓN.