TORAH VIVA

RazonesSabado.pdf
Documento Adobe Acrobat 198.5 KB

LA TORAH ¿estamos desobligados de ella?*

 

 

El capítulo 7 de la Carta o Epístola a los Romanos escrita por el apóstol mesianista Pablo es sumamente importe para entender si estamos o no desobligados de guardar la Torá o por el contrario seguimos guardándola. Algunas traducciones modernas traducen Romanos 7:6 diciendo que“Pero ahora estamos desobligados de la Ley” y otras traducciones también modernas dicen “Pero ahora estamos libres de la Ley”. Antes de nada debemos dar un análisis al contexto en que Pablo utiliza esta expresión en el pasaje y relacionarlo con el contexto general de todo el capítulo de la Carta asi como con otros textos que aparecen en sus Epístolas

Voy a remitirme en primer lugar, a las anotaciones que sobre el contexto nos comenta el traductor Diego Ascunze en la versión Kadosh de su Biblia:

Rom 7:1 DA Seguramente ustedes saben, hermanos, pues hablo a aquellos que entienden la Toráh, que la Toráh tiene autoridad sobre una persona mientras vive.

La explicación del versículo está clara y nos muestra ya el contexto a lo que se refiere Pablo, en el capítulo siete, Pablo dice que mientras uno vive está sujeto a la Ley y cuando uno muere, por el mismo hecho de estar muerto no puede guardar la Torah .

Luego Pablo introduce como ejemplo la Ley o Torá de la libertad de la mujer ante la Ley (Toráh cuando muere el esposo y se vuelve a casar, y es precisamente con este ejemplo como Pablo antepone la premisa de la Ley de anulación matrimonial por muerte del esposo y es precisamente de esta “parte de la Ley” la que se está tratando en el pasaje de Romanos 7.

Veamos primero como traduce la Versión de Ascunze los versículos del 4 al 6:

Rom 7:4-6 Asimismo, mis hermanos, ustedes han sido hechos muertos con respecto a esta parte de la Toráh, por medio del cuerpo del Mashíaj Yahshúa, [44] para que así pertenezcan a otro, es decir, a aquel que fue levantado de la muerte, a fin de que podamos producir frutos para YAHWEH. [45] 5 Porque cuando vivíamos de acuerdo a nuestra vieja naturaleza, las pasiones relacionadas al pecado, actuaron por medio de la Toráh en nuestros cuerpos con el resultado de cosechar frutos para muerte. [46] 6 Pero ahora hemos sido liberados de este aspecto de la Toráh, [47] porque hemos muerto a aquello que nos tenía en muletas, de modo que estamos sirviendo en esta nueva forma provista por el Ruaj y no en la vieja forma exteriormente siguiendo la letra de la ley. [48]

Las Notas de Diego Ascunze son entendibles y muy interesantes para analizar el contexto:


[44] Entonces sigue la tergiversación, dicen las "Biblias:" "habéis muerto a la ley." No, no hemos muerto a la Toráh/ley,hemos muerto a esa parte de la Toráh. ¿Cuál parte? La que se ha venido hablando, la de adulterio. ¿Por qué? Porque éramos adúlteros todos, nuestros padres fueron divorciados de YAHWEH. La Casa de Yisra'el era llamada adúltera, cuando el esposo murió (Yahshúa), así también la Casa de Israel fue inmersa en Su muerte y murió con El, así liberándola, a una mujer atada al juicio de adulterio. Cancela su juicio de ser etiquetada por lo que ella era, una adúltera. Todos éramos adúlteros, pero ven lo que sucedió, con la muerte de Yahshúa nuestro juicio como adúlteros ahora está anulado, fuera del camino, ya no somos adúlteros, porque el esposo murió, pero si queremos regresar al esposo, no podíamos (hasta aquí) porque ¿de qué vale regresar a un esposo muerto? Yahshúa resucitó y ahora estamos listos para las Bodas del Cordero, pero hay que obedecer.

 

[45] Ahora nuestro esposo anterior puede restaurarnos a una relación pura y Kadosh con El, todos los obstáculos han sido removidos del camino, porque cuando El fue levantado de la muerte, nosotros fuimos levantados de la muerte. Cuando nosotros voluntariamente reentramos en el contrato en El, y así estamos libres del juicio de la parte de la Toráh que nos había juzgado como adúlteros. Peor aún, enfrentados al dilema de nunca haber podido regresar a nuestro primer amor o de regresar a La Tierra por las palabras eternas de Deu_24:1-4. Todo el juicio de adulterio fue cancelado (Col_2:13-15). ¡¡¡Eso es lo que fue cancelado en la estaca, el juicio de adulterio, no la Toráh, como muchos enseñan y engañan!!!

 

[46] No significa que la ley era mala, sino que nuestro PESHA, nuestra transgresión y rebelión voluntaria, nuestro pecado voluntario, nuestro odio hacia YAHWEH nos motivó a decir: "no vamos a guardar tus leyes porque te odiamos." Así que nos reímos de la ley que dice: "No cometan adulterio." Bueno, lo voy a hacer porque te odio. Esto fue despertado por la Toráh. Si la Toráh no dijera: "No cometan adulterio", no hubiéramos cometido adulterio, pero como dijo: "No cometan adulterio y nosotros estábamos en PESHA, transgresión voluntaria, nosotros y nuestros antepasados, lo hicimos a pesar de eso. De eso está hablando este pasaje. No es una deficiencia de la Toráh, es una deficiencia del pueblo. Esto está discutido enHeb_8:6-7.

[47] De la ley que hemos estado hablando, la ley que nos juzgó de ser adúlteros, eso es exactamente lo que éramos hasta que entramos en la muerte con el hombre que primero amamos, nuestro primer esposo, que sin Su muerte no hubiéramos podido entrar en Su muerte y todavía estuviéramos en nuestros pecados y estuviéramos clasificados por la Toráh eterna como adúlteros y no tuviéramos esposo en el proceso, mereciendo juicio y siendo cortados de nuestra herencia, es esta ley de la cual estamos hablando y de la cual habla Shaúl, la que está en el contexto de todos estos pasajes, la ley de adulterio.

[48] Entonces sacan esta parte de contexto también y dicen: "no tienen que hacer la ley Mosaica porque esto es seguir la letra y no el Espíritu. Tienen que operar en el Espíritu, y el Espíritu es lo nuevo." ¿De qué están hablando? Ni ellos saben de lo que están hablando. ¿Qué era la vieja forma de la letra? Era la parte de juicio de YAHWEH Elohím, llamándonos por lo que éramos, adúlteros.

Entonces viene...El Ruaj HaKodesh. ..¿Qué era la nueva forma provista por el Espíritu? Era el lado misericordioso deYAHWEH, levantándonos en resurrección para entrar en un nuevo compromiso matrimonial con el nuevo hombre, tenemos un matrimonio, el juicio de la vieja forma de la letra fue cumplida por Yahoshúa, la tomó y la anuló, clavada en la estaca (Col_2:6), y ahora el juicio ha sido resuelto.


A continuación vamos a dar atención de los siguientes versículos que nos ayudarán aun más a entender completamente el contexto, pero usaremos la Versión Israelita Nazarena y las notas de Ascunze:


Rom 7:7-25 VIN

Rom 7:7-25 ¿Qué diremos entonces? ¿Que la ley es pecado? ¡De ninguna manera! Al contrario, yo no supiera lo que es pecado si no fuera por la Torah; pues no estaría consciente de la codicia, si la Torah no dijera: ‘No codiciarás’. 8 Pero el pecado, que viene a ser algo consciente mediante el mandamiento, produjo en mí toda codicia; porque sin la ley el pecado está muer 9 Así que yo, cuando no tenía ley, estaba vivo; pero cuando vino el mandamiento, el pecado cobró vida y yo morí.10 Y descubrí que el mismo mandamiento que era para vida me resultó en muerte; 11 porque el pecado, viniendo a ser algo consciente para mí por el mandamiento, me engañó; y por medio de él, me mató. 12 De manera que la ley ciertamente es santa; y el mandamiento es santo, justo y bueno.13 Entonces, ¿eso que es bueno llegó a ser muerte para mí? ¡De ninguna manera! Es que el pecado aparece como pecado porque utiliza algo que es bueno para producirme la muerte; de esta manera, gracias al mandamiento, se hace patente la pecaminosidad del pecado.14 Porque sabemos que la Torah es espiritual; pero yo soy carnal, vendido a la sujeción del pecado.15 No me explico mi conducta: pues no practico lo que quiero, sino que lo que aborrezco, eso es lo que hago.16 Ahora, si lo que no quiero hacer es lo que hago, estoy de acuerdo en que la ley es buena.17 Pero entonces ya no soy yo el que actúa así, sino el pecado que mora en mí.18 Yo sé que en mí, es decir, en mi naturaleza carnal, el bien no es permanente. Porque hay en mí el deseo de hacer el bien, pero no alcanzo a realizarlo.19 No hago el bien que quiero hacer; en cambio, el mal que no quiero hacer, eso es lo que hago.20 Ahora, si lo que no quiero hacer es lo que hago, ya no soy yo quien actúa así sino el pecado que mora en mí.21 Así que cuando quiero hacer el bien me encuentro con la realidad de que el mal está presente en mí.22 En mi ser interior, me deleito en la Torah de YHWH;23 pero en mi cuerpo percibo un principio diferente que combate contra la inclinación de mi mente y que me hace prisionero de ese principio de pecado que hay en mi cuerpo.24 ¡Desgraciado de mí! ¿Quién me librará de esta realidad que me lleva a la muerte?25 ¡Gracias a Elohím que cuento con Yahoshúa el Mashíaj, nuestro Maestro! Así que yo mismo con la mente le sirvo a la Torah de YHWH; aunque mi cuerpo esté sujeto al principio del pecado.

[49] Todo se resume en esto: La Torá y la carne es una combinación mortal, porque la carne busca la violación y todas las excusas y justificaciones que oímos a diario. Pero el Rúaj dentro de nosotros busca obediencia, no justificaciones, la carne es destruida por el Mesías cuando obedecemos, y entonces es cuando la Torá es una delicia para nosotros. Así que lo queYAHWEH hizo es removernos de nuestra condición caída, y no remover la Torá del hombre caído.

[50] Entonces lo que hay que enterrar es el pecado y no la Torá, el pecado lo enterramos con la ayuda de la Toráh.

[51] La batalla es entre la Torá en el corazón y la mente, contra la ley del pecado y muerte en la carne. Y él grita para ser liberado del cuerpo ligado a la muerte, no para ser liberado de la Torá, ya que la Torá te ayuda a liberarte del pecado.


Aquí, el Brit Hadashá, nos advierte contra el legalismo de la Ley y también del libertinaje. No hay duda alguna de que la Toráh te previene pero no te evita de caer en la desobediencia. La Torá define el pecado y como consecuencia se produce un conocimiento de lo que está prohibido (como Saulo indica por el mandamiento de No Codiciarás). Como la prohibición tiene su atractivo y fascinación el pecado puede hacer uso de la Torá como instrumento para la maldad. El verso quinto lo dice con claridad al señalar a las pasiones pecaminosas (ira,, orgullo, egoísmo, resentimiento; etc.) obran en uno para muerte y dice que eran por la Ley, es decir, el pecado hacía uso pleno de la Ley. El verso sexto indica que uno está libre de esa parte de la Torá porque ahora se sirve a Elohím bajo un nuevo régimen del Espíritu, no buscamos justificaciones sino obediencia en Mesías. Notemos, por favor, que Pablo no indica que la Torá sea mala, al contrario el verso 12 indica su santidad y el verso 14 su propia espiritualidad. El verso 22 nos dice que Saulo se deleitaba en su espíritu en al Torá de Elohím y el verso 25 dice que sirve con su mente a la Torá de Yahwéh pero que sus tendencias pecaminosas son condenadas por la Torah. Seguidamente Pablo hace un contraste entre la Ley del Mesías que es andar conforme al Rúaj y el andar carnalmente bajo un código que siempre está condenándote hacia la muerte. Si nos pasamos a leer el capítulo 8 de Romanos vemos como Saulo señala que la Torá de vida en Yahoshúa ha Mashiaj nos libera de la Ley del pecado y de la muerte. Si , ahora que la Torá está en el corazón, el asiento de los motivos, nuestros motivos son impulsados por el Rúaj del Mesías sin temor a la muerte pues existe una Ley o Toráh más poderoso internamente que es la Torá del AMOR. Mientras las inclinaciones pecaminosas dominen los deseos de las personas habrá falta contra la Torá.

Saulo indica correctamente que seguimos bajo Torá al decir que está bajo la Torá para con Elohím y dice que tenemos la Torá de Mesías escrita en nuestros corazones ( Hebreos 8: 10) en cumplimiento de la Alianza Nueva que visiona Jeremías 

Jeremías 31:31-34 DA:

Jer 31:31-34 "Aquí está, los días vienen," dice YAHWEH, "cuando haré un nuevo Pacto con la casa de Yisra'el y con la casa de Yahudáh. [151]32 No será como el Pacto que hice con sus padres cuando los tomé de la mano y los saqué de la tierra de Mitzrayim; porque, ellos, por su parte, violaron mi Pacto, a pesar de que Yo, por mi parte, fui un esposo para ellos," dice YAHWEH. [Ex 19:5; 24:6-8; De 1:31] 33 "Porque este es el Pacto que haré con la casa de Yisra'el después de esos días," dice YAHWEH: "Yo ciertamente pondré mi Toráh dentro de ellos y la escribiré en sus corazones; Yo seré su Elohim, y ellos serán mi pueblo.34 Ya más ninguno de ellos enseñará a su compañero miembro de la congregación ni a su hermano: 'Conoce a YAHWEH'; porque todos me conocerán, del menor de ellos hasta el más grandioso; porque Yo perdonaré sus perversidades y nunca más me acordaré de sus pecados."

La nota 151 de DA dice:

[151] Este Nuevo Pacto es el "Nuevo Testamento," El Pacto Renovado fue dado como Toráh: " Porque este pacto ha sido dado como Toráh sobre la base de mejores promesas." (Heb_8:6b). La Asamblea del Mesías es Israel, y la Asamblea es obediente a la Toráh. Además no fue dado a ninguna iglesia, sino a las dos casas de Yisra'el. En vv 31-34, donde las profecías nos dicen que el Nuevo Pacto será para ambas casas de Israel, a fin de perdonar el pecado e interiorizar la Toráh por medio del Brit HaLev/circuncisión del corazón. ¡Estos versículos no dicen nada acerca de que el Nuevo Pacto sea para nadie más, aunque otros pasajes de las escrituras enseñan, de hecho, acerca de la salvación de las naciones Goyim que participan en este Nuevo Pacto Israelita!

por eso de ninguna manera se nos quita de toda restricción moral de la Torá, las normas morales y principios que sustentan la Torá siguen vigentes y permanentes y deben estar escritos en nuestro corazón de carne para sentirnos motivados por amor y no por prohibiciones legalistas.

El Shabbat no es legalista en nosotros sino que es santo pues lo vemos como tal dentro del propósito divino de Elohím, y si Yahwéh lo considera sagrado ¿estamos nosotros autorizados en nuestro corazón a quitarle esa santidad? Al contrario, estaremos resueltos a ser imitadores de Elohím como hijos amados y a ver el Shabbat como realmente es para Elohím quien lo santificó desde el comienzo de la humanidad. Ahora por amor vemos el Shabbat no como un regalismo a cumplir sino como la señal de su Pueblo santo y santificado pero no como una legalidad salvadora,, por eso entendemos lo que Saulo indica en el mismísimo pasaje de Romanos 6: 15-17.

El principio moral del Shabbat en el Nuevo Pacto o Alianza mejorada se nos explica bien en Hebreos 4: 4-11

aquí se nos insta a los mesiánicos a descansar de obras muertas que obraban solo legalmente como medio de probarse justos. La vida eterna no se gana mediante reglas estrictas y observancias. Ese fue el error de los judíos faltos de fe. Ahora entendemos que somos conducidos por fe mediante el Rúaj nos esforzamos por aplicar humildemente las enseñanzas de Mesías haciéndolo como expresión del AMOR que le tenemos a Abbá y Su Mashiaj.

Nuestro descanso sabatino no se limita a un día de 24 horas literal pero tampoco con ello despreciamos la santidad que Elohím le impuso a este día, todo lo contrario igual que tenemos enn santidad el Nombre YHWH de igual manera tenemos por santo a todo lo que el santificó para tenerlo sagrado. No nos olvidemos de la razón de porqué se da el cuarto mandamiento legislado y ratificado en Éxodo 20 (ver verso 11 de cap.20 de Éxodo), y decimos ratificado aquí en los 10 Mandamientos pues ya anteriormente en el desierto de Zin ya aparece la primera referencia a una observancia sabática en la nación de israelitas ( Éxodo 16:1, 23-29). No obstante, debemos comprender que el séptimo día de Génesis 2:2 no era un día de 24 horas literal, más bien era un día de miles de años indeterminados.

Si apreciamos el Shabbat como medio de proporcionarnos alivio de nuestras labores y día de dedicación para Elohím mediante estudio y meditación de su Palabra haremos bien y los motivos de su observancia serán correctos y puros por AMOR a la santidad que Yahwéh puso en su 7º día. También tendremos la oportunidad de beneficiarnos del descanso sabatino durante el Reinado milenario de nuestro Redentor Yahoshúa ha-Mashiaj (Mateo 2:27-28).

La Torá no es simplemente un medio legalista de obtener salvación, la salvación solamente viene por medio de fe en el sacrificio redentor de Yahoshúa ha-Mashiaj; pero el resumen de la Torá, que en definitiva es el AMOR a Yahwéh y a nuestro prójimo, impedirá en nuestros corazones incumplir Torá, pues recordemos que no estamos sin Torá, sino bajo Torá del Mashiaj, andando por fe y no por obras legalistas.

 

 

IMPORTANCIA DE LA TORAH

Yahshúa dice en Devarim / Deuteronomio 7: 

Porque ustedes son un pueblo apartado como Kadosh para YAHWEH su Elohim. YAHWEH su Elohim los ha escogido a ustedes de entre todos los pueblos en la faz de la tierra para ser su propio tesoro preciado. La palabra Hebrea kadoshsignifica: "Apartado, o separado, " ¿apartados para que, para quien? Apartados, separados de toda contaminación por la violación de la Ley, de la Torah, guardando y honrando los mandamientos (mitzvot) de YAHWEH contenidos en la Toráh.

"YAHWEH te establecerá como un pueblo apartado para El mismo, como El te ha jurado – si observas los mitzvot/mandamientos de YAHWEH tu Elohim y sigues sus caminos10 Entonces todos los pueblos de la tierra verán El Nombre de YAHWEH, Su Presencia, está contigo; así que ellos tendrán temor de ti. 11 "YAHWEH te dará gran abundancia de buenas cosas – del fruto de tu cuerpo, el fruto de tu ganado y el fruto de tu tierra en La Tierra que YAHWEH juró a tus padres darte. Devarim / Det. 28: 9-11.

 

¿A QUE ES COMPARADA LA LEY PERFECTA?

 

Jacobo 1: 22-27 nos  dice:  No se engañen a ustedes mismos por sólo oír lo que la Palabra dice, ¡sino háganlo 23 Porque el que oye la Palabra, pero no hace lo que ella dice, es como alguien que mira su cara en el espejo, 24 se mira a sí mismo, se retira e inmediatamente se le olvida como luce. 25 Pero la persona que mira atentamente laToráh perfecta, la que da libertad, y continúa volviéndose, no en un oidor olvidadizo, sino en un hacedor de las obras requeridas por ella, entonces será bendito en lo que hace.26 Cualquiera que crea que es un observante religioso, pero no controla su lengua, se engaña a sí mismo, y su observancia cuenta para nada. 27 La observancia religiosa que Elohim el Padre considera pura y sin falta es esta: dar cuidado a los huérfanos y viudas en sus tribulaciones y mantenerse uno mismo sin contaminaciones del mundo.

 

Como santos redimidos de Yahwéh y talmidím de Yahoshúa, es necesario que apliquemos la Torah de la verdad en nuestra vida, mostremos fe en sus beneficios, en la sabiduría inherente a ella. Constantemente debemos prestar atención a esa Palabra en la Torah y dejar que sea nuestra guía. Yahoshúa señaló: ―No todo el que me dice: ‗Señor, Señor,‘ entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. (Mat. 7:21, 24-27) También dijo: ―¡ “Más bien, felices son los que oyen la palabra de Elohim y la ponen en práctica ! .”  (Luc. 11:28 VIN)

No es asunto de simplemente escuchar con respeto una consideración de la Torah de la verdad. No basta con asistir a reuniones mesiánicas y leer la Toarah. (La palabra griega para ―oidores- contiene la idea de personas que prestan atención a la lectura bíblica de las Escrituras, como lo hacían los adoradores judíos del tiempo apostólico. Algunos de ellos iban a la sinagoga diligentemente, y oían vez tras vez la lectura del Tanak, pero esto no produjo fe que condujera a que reconocieran al Mesías Yahoshúa; de igual modo sucede hoy en el caso de muchas personas que escuchan la lectura de la Biblia. El ser oidor sincero es tener fe, y la fe produce obras de fe. (Rom. 10:17; Sant. 2:20) El que fuera  solo  'oidor‘ sería un individuo sin fe y engañándose  con razonamiento falso.

Alguien pudiera pensar que, por asistir a la Kehilah escuchar respetuosamente lo que se dice y entonces participar en la lectura de las Escrituras, ha cumplido su deber religioso. Sin embargo, en otros respectos, su vida quizás no difiera mucho de los que no afirman ser siervos de Yahwéh. Al no reconocer que la adoración verdadera envuelve su vida entera, el individuo se hace culpable de engañarse a sí mismo. Pierde de vista el hecho de que la obediencia a la Torah de la verdad es un requisito divino. Ese engaño puede ser una barrera más formidable con respecto a obtener la salvación y más difícil de vencer que la ignorancia o la descreencia misma. (Jacobo 2:18, 19; 4:17.) Yahwéh haElohím exige devoción exclusiva, una devoción que penetre en todo aspecto de la vida, que penetre en nuestro corazón como indicaba Jeremías. (Jeremías 31:31;1 Cor. 10:31) El que aplica simplemente las formas exteriores de la adoración está fracasando a este respecto.

Por su imagen en el espejo, el hombre puede ver todos sus defectos e imperfecciones. Se supone que él mira para evaluar su apariencia, considerarla y corregir cualesquier irregularidades que su apariencia manifestara. Su mente recibe comunicación en cuanto a la apariencia que el individuo presenta. Así, también, por medio de oír  Toráh nosotros podemos llegar a vernos como realmente somos.

Ante un espejo no tardamos mucho, por lo general, en formarnos una opinión acerca de nuestra apariencia. Quizás veamos señales del avance de la edad o cualquier otra imperfección o característica. Cuando nos encontramos frente al espejo, tenemos una vista clara de como estamos, lo cual debería causarnos cierta inquietud a fin de mejorar la esquisited de nuestra vida de entrega a Yahwéh y a Yahoshúa asi podremos mejorar en aquellos rasgos de nuestra personalidad que merecen atención debida. Pero cuando uno se vuelve, el interés que tuvo en lo que era su apariencia se desvanece con rapidez. Lejos del espejo y ocupados con otras cosas, nos olvidamos pronto por completo de nuestra apariencia. (Compare con 2 Pedro 1:9.) Es diferente lo que sucede en el caso de los que procuramos ser hacedores de lal obra. Nos miramos con esmero en la Torah perfecta (nuestroo espejo simbólico)y poco a poco correguimos nuestros defectos. Defectos que Jacobo nos exhorta a corregir, mediante, no solo escuchar la Palabra sino a hacer lo que ella dice, como si estuvieramos frente a un espejo a fin de arreglar nuestra apariencia.

 

La expresión griega que se traduce "mirar atentamente"  denota ‗inclinarse al lado de algo.‘ La idea es la de inclinarse adelante para mirar con sumo cuidado a algún objeto o asi mismo como persona, -como se muestra en la foto arriba- . (Compare con Juan 20:5, 11; 1 Pedro 1:12.) Si somos hacedores de la obra hacemos precisamente eso. Escudriñamos la Torah perfecta con el deseo de obedecerla, y se ve uno en ella a sí mismo, ve su vida, con relación a esa Torah. Esa ley, porque es perfecta, es completa, abarca todo lo que se requiere de nosotros. No se necesita ninguna añadidura de tradiciones humanas que la llenen o compensen por algo que haga falta en ella. Sus mandamientos y principios son una guía perfecta para la conducta apropiada que conduce a la salvación y a la aprobación de Yahwéh. (Pro. 30:5, 6; Sal. 119:105, 140)

¿Cómo da la Torah libertad?

Esta ley o Torah acompaña a la libertad de que disfruta el pueblo de Yahwéh. Esa libertad es lo contrario de la esclavitud al pecado y la muerte. La expresión  "Torah. . . que da libertad" nos señala al Pacto mejorado, cuyas leyes se escriben en corazones, como ya mencionamos. (Jer. 31:33) A diferencia del pacto anterior que condenó a los israelitas como pecadores que merecían la muerte, l"a Toráh que da libertad" conduce a la vida. (Rom. 7:5, 6, 9; 8:2, 4; 2 Cor. 3:6-9) Nosotros, los creyentes en Yahoshúa mesianistas, por lo tanto, no estamos bajo un largo código de reglas y reglamentos, sino que somos guiados por la voluntad revelada de Yahwéh en Yahoshúa. (Gál. 5:1, 13, 14) Por eso, obramos no por un código legalista sino debido a conciencia para con Yahwéh. Lo que hacemos viene del corazón lleno del fruto del amor, voluntariamente, no bajo obligación debido a un código de reglas con sus penas por la violación de ellas. Puesto que el amor es el mismo fundamento de la lTorah de Elohím, la adoración que ofrecemos es principalmente positiva, núnca negativa. (Mateo. 22:37-40; compare con Jacobo 2:12.)

Y como YAHWEH nos habla en Deuteronomio 28, nos lo reitera ahora diciéndonos que seremos benditos en lo que hagamos si obedecemos la Torah, ¿pero que hacer para obedecer la Torah?, es interesante que Jacobo (Santiago) habla de controlar la lengua, porque cualquiera que no lo hace se está engañando a si mismo; delante de Elohim el Padre, la observancia religiosa es cuidar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones y mantenerse sin contaminación con el mundo, esto es, mantenerse sin pecado.

¿Quiénes cubrían los requisitos para este servicio?, Hechos 1-6 DA:  En estos días, cuando el número de talmidim estaba creciendo, los Judíos de habla Griega empezaron a quejarse contra los que hablaban Hebreo, que sus viudas estaban siendo desatendidas en la distribución diaria.[44] 2 Así que los Doce convocaron una reunión general de los talmidim, y dijeron: "No es apropiado que seamos nosotros negligentes con la Palabra de YAHWEH para servir mesas. 3 Hermanos, escojan siete hombres de entre ustedes que sean conocidos por estar llenos del Ruaj HaKodesh y sabiduría. Nosotros los designaremos para que estén a cargo de este asunto importante. 4 Pero nosotros daremos completa atención a la oración y a servir a la Palabra." 5 Lo que ellos dijeron, fue aceptado por todos en la reunión. Eligieron a Esteban, un hombre lleno de fe y del Ruaj HaKodesh, Felipe, Prócoro, Nikanor, Timón, Parmenas y Nicolás, quien era un prosélito de Antioquía.[45] 6 Presentaron estos hombres a los emisarios que oraron e impusieron sus manos sobre ellos.

 

NUESTRO QR

Políglota de Nuremberg por Elias Hutter On line
Manuscritos Mar muerto
Manuscritos Mar Muerto
Rollo del Mar Muerto de Isaias
Rollo del Mar Muerto de Isaias
Códice de Beza
Códice de Beza

  VIAJE A JERUSALEM

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

 

ART. 16.1 SE GARANTIZA LA LIBERTAD IDEOLÓGICA, RELIGIOSA Y DE CULTO DE LOS INDIVIDUOS Y LAS COMUNIDADES SIN MAS LIMITACIÓN, EN SUS MANIFESTACIONES, QUE LA NECESARIA PARA EL MANTENIMIENTO DEL ORDEN PÚBLICO PROTEGIDO POR LA LEY.


ART. 16.2 NADIE PODRÁ SER OBLIGADO A DECLARAR SOBRE SU IDEOLOGÍA, RELIGIÓN O CREENCIAS.

ART. 20.1.A SE RECONOCE Y PROTEGEN LOS DERECHOS: A EXPRESAR Y DIFUNDIR LIBREMENTE LOS PENSAMIENTOS, IDEAS Y OPINIONES MEDIANTE LA PALABRA, EL ESCRITO O CUALQUIER OTRO MEDIO DE REPRODUCCIÓN.