ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

La NASA confirma veracidad de profecía bíblica

Los Rollos del Mar Muerto son consideradas una fuente de admiración y gran revelación para los cristianos. Un estudioso sostiene en su nuevo libro, que el telescopio Hubble, "confirma una antigua profecía sobre el universo", descrito en un manuscrito.

El telescopio Hubble, uno de los más potente jamás construido por el hombre, puede observar y fotografiar el universo usando lentes con luz ultravioleta e infrarroja. El Hubble fue lanzado por la NASA para orbitar alrededor de la Tierra en 1990 y permanece en funcionamiento. A menudo captura bellas imágenes de las estrellas, constelaciones y galaxias. Esta es una de las maravillas de la tecnología moderna.

Por el contrario, los Rollos del Mar Muerto se encontraron entre 1947 y 1956 en unas cuevas en las orillas del Mar Muerto. Más de 800 rollos, escrito en su mayor parte en piel de animales, fueron escritos en hebreo, arameo y griego, y se dividen en dos categorías: los bíblicos y no bíblicos. Muchos de estos rollos contienen profecías atribuidas a Ezequiel, Jeremías y Daniel que no se encuentran en la Biblia.

Entre los escritos no bíblicos hay comentarios sobre el Antiguo Testamento, las reglas de la comunidad, la conducción de la guerra, salmos de acción de gracias, las composiciones de himnos, las bendiciones, los textos litúrgicos y los escritos de sabiduría (sabiduría). También conocido como "los manuscritos de Qumrán," estos pergaminos son el grupo más antiguo de los textos del Antiguo Testamento que se han encontrado.

Según el libro de J. Pablo Hutchins, el Hubble revela que la creación fue hecha por un Poder Asombroso. El autor considera que textos como Isaías "invitan a la gente a contemplar las estrellas divinamente."

Hutchins hace un análisis de la historia de los descubrimientos hechos por el Hubble en las últimas dos décadas, que según los científicos han puesto de manifiesto cómo el universo se formó. También afirma que estos descubrimientos están directamente relacionados con las profecías de Isaías, que datan de 732 aC, acerca de la fuente de poder inimaginable detrás del universo.

El pasaje bíblico de Isaías 40:24-26 dice: "¿A qué, pues, me haréis semejante o me compararéis? dice el Santo. Levantad en alto vuestros ojos, y mirad quién creó estas cosas; él saca y cuenta su ejército; a todas llama por sus nombres; ninguna faltará; tal es la grandeza de su fuerza, y el poder de su dominio."

Hutchins dice que cuando Isaías escribió sobre el poder detrás del universo, él no tenía un telescopio espacial de gran alcance, mas su descripción coincide con los descubrimientos hechos por el Hubble en los últimos años, tales como la galaxia del Sombrero, que en su centro muestra una energia inimaginable, el brillo es de ocho mil millones de estrellas, tan grande como el Sol.

















NUEVO DESCUBRIMIENTO EN YERUSHALEM


Arqueólogos israelíes que estaban excavando al sur del Monte del Templo de Jerusalem hicieron un descubrimiento histórico y desenterraron el primer sello de un rey israelita o judeo expuesto allí. El descubrimiento, hecho durante las excavaciones de Ophel, es la impresión del sello real del Rey Bíblico Hezekiah, quien reinó entre 727 y 698 AEC (Antes de la Era Común).

La impresión oval de 9.7x8.6mm fue impresa en un molde de arcilla de 3mm de ancho y 13x12mm de superficie. Alrededor de la impresión está la marca que dejó el anillo en el que estaba puesta. Esta tiene la inscripción en hebreo antiguo: “Perteneciente a Hezekiah (hijo de) Ahaz Rey de Judea”. Además está acompañado por un sol con dos alas y dos símbolos ankh que simbolizan la vida.

Los expertos también identificaron varios detalles sutiles, lo que reveló que fue inicialmente usado para sellar un documento escrito o un rollo de papiro que luego fue enrollado y atado con cordones, lo que dejó su marca en su reverso, informó el medio israelí Arutz Sheva.

Este fue encontrado en un botadero del tiempo del Rey Hezekiah o poco después, y fue originado en el Edificio Real que estaba al lado de él y parece haber sido usado para guardar alimentos. El edifico, una serie de estructuras que también incluían puertas y torres, fue construido en la segunda mitad del siglo XX AEC como parte de las fortificaciones del Ophel.

Una prueba de la existencia del Templo de Salomón

Una tabla de piedra con un texto grabado en lengua hebrea arcaica, en posesión de un coleccionista anónimo, fue sometida a la evaluación de autenticidad recientemente en Israel. En la placa (detalle de al lado) están descriptos los planos del rey Joás para una reforma del Templo de Salomón original, en Jerusalén – como narra en 2 Reyes, capítulo 12. En el texto de la piedra están las instrucciones del rey a los sacerdotes para que recojan el dinero para los gastos de la obra. Las pruebas mostraron que la inscripción en la piedra data del siglo IX antes de Cristo (a.C.), que realmente coincide con la época de Joás. Salpicaduras de oro fundido fueron encontradas en la superficie de la pieza, que puede ser, según los especialistas, una prueba de que el objeto estaba en el Templo que fue incendiado (año 586 a.C.) – algunas decoraciones de paredes y accesorios estaban tenían adornos en metal dorado, que se derritió con el calor. Las circunstancias del hallazgo arqueológico no fueron reveladas por el Instituto Geológico de Israel, que divulgó el descubrimiento. Hay especulaciones de que la pieza haya sido adquirida en el mercado negro de antigüedades. Las pruebas prosiguen. Si se confirma la autenticidad de la placa, podrá ser considerada una de las pruebas más antiguas ya encontrada de un relato bíblico.

 

Foto: Reproducción

Hallan inscripción con nombres bíblicos en una pieza de la época del primer Templo

La inscripción descubierta en un fragmento de cerámica datado en el siglo VII a.C. / Clara Amit, Israel Antiquities Authority
La inscripción descubierta en un fragmento de cerámica datado en el siglo VII a.C. / Clara Amit, Israel Antiquities Authority

Entre los cientos de fragmentos descubiertos, de unos 2700 años de antigüedad, se encuentra una pieza cerámica cuya inscripción contiene nombres que aparecen en el libro de Crónicas.

 

La excavación arqueológica que lleva adelante la Autoridad de Antigüedades de Israel en la zona de Jerusalén conocida como la Ciudad de David ha anunciado el descubrimiento de un tazón de cerámica con una inscripción en hebreo antiguo conservada parcialmente en la que se hace mención a Zacarías, hijo de Benaía.

 

  La inscripción ha sido fechada en el siglo VII antes de JC, lo que coincidiría con la época del reino de Judá en la época de Ezequías o Sedequías. Junto con este hallazgo se han encontrado miles de piezas de cerámica, vasijas de barro y otros utensilios que serán presentados este próximo viernes de forma oficial.

En la inscripción aparece el nombre de Zacarías, hijo de Benaía. En el relato bíblico se menciona en 2 Crónicas 20:14, donde se afirma que Jahaziel, hijo de Zacarías, hijo de Benaía, levita de los hijos de Asaf, profetizó ante el rey Josafat que vencerían a Amón y Moab sin necesidad de enfrentarlos en batalla.

 

Los arqueólogos responsables de la excavación, Joe Uziel y Naasón Zanton, quienes descubrieron el cuenco que pertenece a la época del primer Templo, han explicado que las letras fueron grabadas entre los siglos VIII y VII a. JC.. La inscripción fue grabada en el recipiente antes de la cocción, lo que indica que esta adornaba el borde de la taza en su totalidad.

Mientras que el propósito de la inscripción en el cuenco no está claro, los arqueólogos han postulado que el recipiente puede haber contenido una ofrenda, probablemente dada por la persona cuyo nombre fue inscrito en el recipiente, o, alternativamente, dado a él.

“Aunque la inscripción no es completa, nos presenta el nombre de una figura del siglo VII a.C., que se asemeja a otros nombres conocidos para nosotros, tanto por el registro bíblico como el arqueológico, y nos proporciona una conexión con la gente que vivía en Jerusalén al final del período del Primer Templo”, dicen los arqueólogos, que presentarán este y otros hallazgos en detalle el próximo viernes.

¿Hallaron la campanilla de oro del Sumo Sacerdote del Segundo Templo de Jerusalén?

Excavaciones arqueológicas realizaron el hallazgo. Se cree que puede haber pertenecido a un gran sacerdote ya que es similar a las descriptas en la Biblia.

Una campanilla de oro perdida en Jerusalén en la época del Segundo Templo, hace más de dos milenios, fue hallada en excavaciones arqueológicas cerca de la Ciudad Vieja, anunció el departamento israelí de Antigüedades.


La campanilla de oro puro fue hallada, según un comunicado, en un antiguo conducto de agua que parte de la fuente de Siloe, en el barrio palestino de Silwan, en Jerusalén Este.

Los responsables de la excavación estimaron que la campanilla la perdió probablemente un gran sacerdote del Templo, ya que estos dignatarios utilizaban esos ornamentos, según la Biblia

NUESTRO QR

Políglota de Nuremberg por Elias Hutter On line
Manuscritos Mar muerto
Manuscritos Mar Muerto
Rollo del Mar Muerto de Isaias
Rollo del Mar Muerto de Isaias
Códice de Beza
Códice de Beza

  VIAJE A JERUSALEM

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

 

ART. 16.1 SE GARANTIZA LA LIBERTAD IDEOLÓGICA, RELIGIOSA Y DE CULTO DE LOS INDIVIDUOS Y LAS COMUNIDADES SIN MAS LIMITACIÓN, EN SUS MANIFESTACIONES, QUE LA NECESARIA PARA EL MANTENIMIENTO DEL ORDEN PÚBLICO PROTEGIDO POR LA LEY.


ART. 16.2 NADIE PODRÁ SER OBLIGADO A DECLARAR SOBRE SU IDEOLOGÍA, RELIGIÓN O CREENCIAS.

ART. 20.1.A SE RECONOCE Y PROTEGEN LOS DERECHOS: A EXPRESAR Y DIFUNDIR LIBREMENTE LOS PENSAMIENTOS, IDEAS Y OPINIONES MEDIANTE LA PALABRA, EL ESCRITO O CUALQUIER OTRO MEDIO DE REPRODUCCIÓN.